Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/01/09 00:00

El desempleo en Estados Unidos salta a7,2% en diciembre

El desempleo en Estados Unidos salta a7,2% en diciembre

El desempleo en Estados Unidos ascendió al 7,2% en diciembre, la tasa más alta desde 1993, y las empresas eliminaron 524.000 puestos de trabajo, informó el viernes el gobierno.
El informe del Departamento de Trabajo puso de manifiesto las consecuencias de la recesión que se profundiza, tanto como la ardua tarea que enfrenta el presidente electo Barack Obama para reanimar una economía paralizada.

En todo el 2008, la economía perdió 2,6 millones de empleos. Fue la cifra más alta desde 1945, cuando se perdieron 2,8 millones de empleos, aunque la cantidad de empleos en el país se triplicó con creces desde entonces.

El promedio mensual del desempleo el año pasado fue del 5,8%, frente al 4,6% en el 2007 y fue el mayor desde el 2003.

Aunque los economistas pronosticaron una tasa de desempleo mayor en diciembre _ en torno a unos 550.000 parados _ la destrucción de empleo tanto en octubre como en noviembre fue mayor que la calculada anteriormente. Las cifras revisadas indicaron que la patronal eliminó 584.000 posiciones en noviembre y otras 423.000 en octubre.

Mientras tanto, el índice de desempleo aumentó del 6,8% en noviembre al 7,2% el mes pasado, el más elevado desde enero de 1993. Los economistas habían pronosticado un aumento al 7%.

Las pérdidas de empleo fueron generalizadas en diciembre. Las empresas constructoras redujeron 101.000 empleos, y las fábricas eliminaron 149.000. Los servicios profesionales y financieros eliminaron 113.000 y los comercios detallistas casi 67.000. Las de entretenimiento y hostelería prescindieron de 22.000. Esa sangría laboral no pudo compensar los aumentos en el sector de la enseñanza, cuidados médicos y los empleos públicos.

Las empresas se han lanzado a una reducción de costos para compensar la retracción del gasto de los consumidores en Estados Unidos y en otros países, que encaran sus propios problemas económicos.

Los trabajadores que pudieron conservar sus empleos tuvieron modestos aumentos salariales.

El salario promedio horario aumentó a 18,36 dólares en diciembre, un alza del 0,3% frente al mes anterior. Los economistas habían pronosticado un aumento del 0,2%. En el año, los salarios crecieron un 3,7%, aunque el encarecimiento de los precios energéticos y alimentos en el primer semestre hicieron sentir a los consumidores que habían perdido poder adquisitivo.

La recesión estadounidense, que acaba de entrar en su segundo año, es ya la más prolongada en 25 años, y seguramente durará hasta bien entrado el año. El colapso del sector de la vivienda, la congelación del crédito y una de las peores crisis financieras desde la década de 1930 ilustran la magnitud de la recesión.

Consumidores y compañías se han visto obligados a reducir sus gastos, alimentando un círculo vicioso que resulta difícil de romper.

Obama dijo que se necesita una actitud audaz para romper el ciclo y reanimar la economía.
"No creo que sea demasiado tarde para cambiar el rumbo, pero lo será si no tomamos medidas audaces lo antes posible", dijo el presidente electo el jueves. "Si no se hace nada, la recesión podría prolongarse (y) el desempleo alcanzar los dobles dígitos".

Omaba, que asume el 20 de enero, promueve un paquete de recortes impositivos y gasto fiscal de unos 775.000 millones de dólares en dos años. Con los agregados del Congreso, el paquete podría llegar a 850.000 millones, según sus asesores.

WASHINGTON (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.