Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/12/01 00:00

Hillary Clinton será la nueva secretaria de Estado de EE.UU.

Barack Obama, en un acto en el que presentó a su equipo de seguridad nacional, le entregó uno de los cargos más importantes del gabinete a la exprimera dama y antigua rival política.

Hillary Clinton fue derrotada por Barack Obama durante las primarias del partido demócrata. Ahora será canciller de su ex rival político. Foto: AP: Carolyn Kaster

El presidente electo de Estados Unidos, Barak Obama, anunció esta mañana en Chicago el nombramiento como secretaria de Estado de quien fuera su principal contrincante en la lucha por la candidatura del partido demócrata: la senadora Hillary Clinton. De esta manera quedan confirmadas las versiones que circularon en los últimos días según las cuales la exprimera dama se haría cargo de las relaciones exteriores en el gobierno que tomará posesión el próximo 20 de enero.

Obama no sólo divulgó la designación de la señora Clinton sino de todo su equipo de seguridad nacional. Poco después de iniciar su intervención, en la que dijo que en Estados Unidos vendrá “un nuevo amanecer” y en la que subrayó que “los valores norteamericanos son nuestro mejor producto de exportación”, señaló: “He conocido a Hillary Clinton como amiga, como colega, como fuente de consejo y como dura oponente en la campaña. Posee una inteligencia extraordinaria, una ética sobresaliente de trabajo. Estoy orgulloso de que sea nuestra secretaria de Estado”.

“Es una norteamericana de tremenda estatura, tendrá mi total confianza, conoce a muchos de los líderes mundiales e inspirará respeto. Su nombramiento es la prueba de mi compromiso con la renovación de la diplomacia estadounidense y con la restauración de las alianzas. Hay mucho trabajo por hacer”, dijo además para citar enseguida la desnuclearización de Corea del Norte, la necesidad de la paz entre palestinos e israelíes y el fortalecimiento de los organismos multilaterales.

Al agradecerle a Obama, Hillary Clinton, de negro hasta los pies vestida, subrayó que, en caso de que su nombramiento sea confirmado por los senadores, dará lo mejor de sí. Y agregó: “Estados Unidos no puede resolver la crisis sin el resto del mundo, y el resto del mundo no puede hacerlo sin Estados Unidos. Al haber elegido a Barack Obama como presidente, los estadounidenses dejaron claro que quieren un nuevo rumbo no sólo a nivel interno sino en el resto del mundo. Estoy orgullosa de acompañar al presidente electo en la que será una aventura difícil y excitante”.

Obama también anunció que como secretario de Defensa continuará Robert Gates, que ocupa el cargo en el gobierno saliente de George W. Bush; que en la Secretaría de Justicia estará Eric Holder, y que la de Seguridad Interior será para la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano. También manifestó que ha escogido como consejero de Seguridad Nacional al ex general de la Armada James Jones, y como representante ante las Naciones Unidas a su asesora Susan Rice. Todos ellos lo acompañaron en el podio junto con el vicepresidente electo Joe Biden

No fue fácil la designación de Hillary, quien reemplazará frente al Departamento de Estado a Condoleezza Rice. Para ello, su esposo el expresidentes Bill Clinton tuvo que aceptar una condición que le había impuesto Obama a la senadora en una conversación que sostuvieron recientemente: revelar la identidad de las 208 mil personas naturales, instituciones y gobiernos que le han hecho donaciones a la Fundación Clinton, encabezada por el ex primer mandatario norteamericano.

Esa fundación, que se dedica entre otras cosas a apoyar la cura del SIDA en el África, ha recibido dineros de autoridades tan controvertidas como las de China y Kazajatán, seriamente cuestionadas por su pobre defensa de los derechos humanos. Desde que en año 2000 dejó la Casa Blanca, Bill Clinton ha recaudado 500 millones de dólares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.