Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2009 12:00:00 AM

La muerte de Carradine pudo ser un accidente

La policía, que encontró el cadáver del legendario Kung Fu atado y encerrado en un armario en un hotel de Bangkok, dijo que pudo haber muerto de asfixia.

BANGKOK (AP) — El cadáver del actor estadounidense David Carradine, astro de la serie televisiva "Kung Fu", fue hallado en el armario de la habitación de su hotel con sogas atadas en el cuello y los genitales, mientras que la policía dijo el viernes que su muerte pudo ser por asfixia accidental.

El cuerpo del actor de 72 años fue encontrado el jueves en una suite de lujo del hotel Swissotel Nai Lert Park de Bangkok. La policía dijo primero que sospechaba un suicidio, pero enseguida personas cercanas a Carradine pusieron en ducha esa la hipótesis.

El teniente general de la policía Worapong Chewprecha dijo a los reporteros que el cuerpo de Carradine tenía una cuerda "atada alrededor del pene y otra cuerda alrededor del cuello".

"Las dos cuerdas estaban atadas una a la otra", añadió. "No está claro si se suicidó o no, o si murió asfixiado o por un problema cardíaco debido a un orgasmo".

La policía concluyó una autopsia el viernes pero no ha divulgado los resultados aún.

Nanthana Sirisap, director del Centro de Autopsias del Hospital Chulalongkorn, dijo que el análisis del cadáver se hizo por las "circunstancias inusuales de la muerte de Carradine", pero no dio más detalles.

El teniente de policía Teerapop Luanseng dijo el jueves que el cuerpo de Carradine estaba "desnudo, colgando en un armario" y que la policía suponía que se había suicidado.

Sin embargo, una de las agentes de Carradine, Tiffany Smith de la compañía Binder & Associates, descartó esa posibilidad.

"Todo lo que podemos decir es que sabemos que David nunca se habría suicidado", dijo Smith. "Estamos esperando que terminen la investigación y averigüen qué pasó realmente. El apreciaba mucho todo lo que la vida tiene para ofrecer... y eso no es algo que David se hubiera hecho a sí mismo".

Carradine llegó a Tailandia la semana pasada y comenzó a trabajar en una película llamada "Stretch" dos días antes de morir, dijo Smith. Tenía varios proyectos preparados para después de este filme de acción, dirigido por Charles De Meaux.

El actor estaba "de buen humor" cuando dejó Estados Unidos el 29 de mayo, dijo Smith.

El gerente general del hotel, Aurelio Giraudo, dijo que Carradine ingresó el 31 de mayo y la última vez que lo vio fue el 3 de junio. Carradine conversaba con los empleados y hasta tocó el piano y la flauta en el lobby algunas noches, dijo.

"Soy fanático suyo. Tuvimos una muy linda conversación cuando se registró", Giraudo le dijo a The Associated Press. "Era una persona muy llena de vida. Le conté que había visto la película "Crank" con mi familia y me sonrió".

Giraudo dijo que una mucama encontró el cuerpo de Carradine tras golpear la puerta y entrar al no haber respuesta. La policía llegó enseguida.

Carradine, practicante de artes marciales, tuvo su papel más conocido en la serie "Kung Fu", que se transmitió entre 1972 y 1975. Interpretaba a Kwai Chang Caine, un monje Shaolin que viaja por el oeste estadounidense tras matar al sobrino del emperador como venganza del asesinato de su maestro de Kung Fu.

En total, trabajó en más de 100 largometrajes con directores como Martin Scorsese, Ingmar Bergman y Hal Ashby. Uno de sus prominentes papeles fue el del cantante Woody Guthrie en la película biográfica de Ashby de 1976 "Bound for Glory".

En años recientes volvió a la cima como Bill, en la saga de dos capítulos "Kill Bill" de Quentin Tarantino, donde es el paternal líder de una banda internacional de asesinos a quien una ex integrante (Uma Thurman) intenta asesinar.



Copyright 2009 The Associated Press.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.