Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/05/25 00:00

Alemania se prepara para la llegada de las inundaciones después de Polonia

La oficina meteorológica de Brandenburgo anunció que la alarma por inundaciones para el próximo fin de semana se sitúa en el nivel cuatro, el más alto de los existentes.

Alemania se prepara para la llegada de las inundaciones después de Polonia

El estado federal alemán de Brandenburgo, fronterizo con Polonia, se prepara ante las previsibles inundaciones que azotarán su territorio el próximo fin de semana, según las previsiones de los expertos.

El presidente de la oficina meteorológica de Brandenburgo, Matthias Freude, anunció hoy que la alarma por inundaciones para el próximo fin de semana se sitúa en el nivel cuatro, el más alto de los existentes, ya que hay peligro de que los diques y las represas puedan ceder a la presión de las aguas.

Las lluvias en el sur de Polonia de los últimos días hicieron aumentar el nivel del agua de sus ríos principales, el Vístula y el Oder, y ahora el caudal se dirige hacia el norte y busca la salida al mar.

El río Oder marca la frontera polaca con el estado federal de Brandenburgo, por lo que las autoridades alemanas están alerta ante las posibles inundaciones que allí se puedan producir cuando llegue la crecida de las aguas.

"Aunque por ahora la situación todavía es moderada, se espera que el viernes sea el día principal de la llegada del agua", anunció Freude, mientras decretaba de nuevo para hoy el nivel uno de alerta.

Al mismo tiempo, el presidente de la oficina de meteorología recordó que en 1997 la zona sufrió seis semanas de inundaciones, pero que esta vez "no durarán tanto".

Los expertos hablan de alrededor de tres días y añaden que en Brandenburgo no se llegarán a alcanzar los niveles de agua de hace trece años.

Mientras tanto, en la vecina Polonia sus habitantes y autoridades luchan desde hace días contra el agua de la riada más fuerte que ha sufrido el país en 160 años y que ahora se dirige hacia el norte.

Después de la situación en la que ha quedado el sur del país por las inundaciones, los habitantes de los territorios del norte se fortifican con diques improvisados e intentan poner a salvo sus pertenencias de la violencia del agua, que ya ha causado pérdidas millonarias y una quincena de muertos.
 
EFE.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.