Lunes, 16 de enero de 2017

| 2009/12/14 00:00

Berlusconi: otra noche en el hospital

El ministro italiano recibio un fuerte ataque cuando firmaba autógrafos luego de un mítin político en Milán.

Berlusconi: otra noche en el hospital

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, deberá pasar otra noche en el hospital luego del ataque en el que sufrió la fractura de la nariz y la pérdida de dos dientes.
El mandatario fue internado la noche del domingo, luego de que un hombre le golpeara en la cara con una réplica en miniatura de la catedral de Milán.

El ataque se produjo cuando Berlusconi, de 73 años de edad, firmaba autógrafos luego de un mítin político en Milán.

Tras la agresión, las autoridades detuvieron a Massimo Tartaglia, de 42 años, sospechoso de haber perpetrado el ataque y con un historial de enfermedad mental.
El corresponsal de la BBC en Milán, Mark Duff, informó que Berlusconi disfrutó de una noche tranquila en el hospital San Raffaele. Mientras que la política italiana está en "estado de shock".

Por su parte, el doctor Alberto Zangrillo, médico de Berlusconi, declaró que el primer ministro necesitará de un par de semanas para recuperarse completamente.

Gran traumatismo
Zangrillo explicó además que al mandatario le hicieron un examen de escáner cerebral para determinar la gravedad de la lesión y que no necesita someterse a una operación.
No obstante, el especialista agregó que Berlusconi sufrió un "gran traumatismo en la cara con dos lesiones evidentes en el labio superior, una externo y otra interno que requirió de sutura".
 
Este lunes se espera que las autoridades hospitalarias emitan un comunicado dando cuenta del estado de salud del mandatario.

Tras el ataque del domingo, las cámaras de televisión capturaron la imagen de un Berlusconi aturdido por el golpe y que necesitó de ayuda para entrar al auto.
No obstante poco después salió del vehículo oficial para demostrar al público que estaba bien.

Al llegar al centro sanitario, Berlusconi reiteró, con la cara llena de sangre, que se encontraba en buen estado.

Condena
El incidente fue condenado por el presidente italiano Giorgio Napolitano, mientras que el conservador Gianfranco Fini dijo que era "un mal día para Italia. El deber de todas las fuerzas políticas asegurar que el país no vuelva a los años de violencia".

Umberto Bossi, líder de la extrema derecha de la Liga del Norte, calificó lo sucedido de "acto terrorista" y señaló que el ataque era un "signo preocupante".

Sin embargo, Mark Duff destacó que si bien casi todos los políticos han condenado el ataque, "ninguno se ha detenido a pensar si de alguna forma han contribuido en la atmósfera febril en la que ocurrió".

"El hecho de que más de 20.000 italianos han alabado al atacante en varios sitios de Facebook demuestra que algunas personas se han dejado llevar por el flujo de constantes ataques políticos". El corresponsal de la BBC agrega que este tipo de incidentes son un recordatorio de que a la derecha e izquierda italiana todavía los separa un abismo.

Silvio Berlusconi ha estado bajo presión en los últimos meses. Su vida privada ha sido el centro de escándalos con alegaciones de haber tenido relaciones con prostitutas y con la demanda de divorcio de su esposa.

El mandatario también ha negado acusaciones que lo vinculan con la mafia italiana, al tiempo que los casos criminales en su contra vuelven a entrar en efecto después de que se quedara sin inmunidad.

La semana pasada, decena de miles de personas asistieron a una marcha contra Berlusconi en Roma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.