Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/12/07 00:00

Comienza cumbre climática de la ONU en Copenhague

Compromisos y evaluación de resultados frente al cambio climático serán los temas principales que se debatirán en Dinamarca.

Comienza cumbre climática de la ONU en Copenhague

La Cumbre Climática más grande y más importante de la ONU sobre cambio climático dio comienzo para dos semanas de negociaciones entre representantes de 192 países que buscarán forjar un acuerdo que garantice que el mundo no sufra un calentamiento global catastrófico.

La Cumbre, que viene a coronar dos años de negociaciones complicadas, fue convocada con una visión positiva luego de una serie de promesas emitidas por economías ricas y emergentes que reducirán sus emisiones de gases de efecto invernadero, aunque algunos de los temas principales aún deben ser resueltos.

La presidenta de la Conferencia Connie Hedegaard, el director sobre programas climáticos de las Naciones Unidas, Ivo de Boer y el director científico de las Naciones Unidas sobre el clima, Rajendra Pachauri, se dirigirán a miles de delegados en Copenhague el lunes.

Hedegaard dijo que la clave para el acuerdo era hallar una manera de generar y canalizar el financiamiento público y privado para las naciones pobres en los próximos años para ayudarlos a combatir los efectos del cambio climático.

Hedegaard, la ex ministra del Medio Ambiente de Dinamarca, indicó que si los gobiernos desperdician esta oportunidad en la Cumbre de Copenhague, quizás nunca más se tenga otra.

"Esta es nuestra oportunidad. Si la desperdiciamos podrían pasar años antes de que podamos tener una nueva y mejor oportunidad, si es que se llega a tener", comentó la directora de la Cumbre en declaraciones preparadas para la inauguración.

Por su parte, el primer ministro de Dinamarca dijo que 110 jefes de estado y de gobierno asistirán a los últimos días de la conferencia, que durará dos semanas.

La decisión del presidente Barack Obama de asistir al final de la conferencia y no hacia la mitad, fue considerada como una señal que se acercaba la posibilidad de alcanzar un acuerdo.

Está en juego un tratado que busque llevar al mundo a abandonar los combustibles fósiles y otros contaminantes hacia nuevas fuentes más limpias de energía y transferir cientos de miles de millones de dólares de países ricos a naciones pobres cada año y durante décadas para ayudarlos a adaptarse al cambio climático.

Los científicos han advertido que sin un acuerdo de este tipo, el mundo enfrenta graves consecuencias con el calentamiento de las temperaturas, que llevaría a la extinción de plantas y de animales, a la inundación de ciudades costeras —aproximadamente la mitad de la humanidad vive a unos 160 kilómetros o menos de una costa, habría eventos climáticos más extremos, así como sequías más severas y una expansión en las enfermedades.

Las negociaciones han avanzado lentamente durante dos años y sólo hasta hace poco se han obtenido señales de buenos avances con nuevos compromisos de los gobiernos de Estados Unidos, China e India, de que pondrán control a sus emisiones de gases que generan el efecto invernadero.

La primera semana de negociaciones deberá concentrarse en refinar el texto complejo de la propuesta de tratado.

Sin embargo, se esperan grandes decisiones al llegar a la segunda semana con la llegada de ministros del Medio Ambiente y los jefes de estado en los últimos días de la conferencia, que deberá concluir para el 18 de diciembre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.