Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/2010 12:00:00 AM

Dos heridos en primer encierro de San Fermín en Pamplona

La fiesta taurina más reconocida internacionalmente, las fiestas de San Fermín de Pamplona, comenzaron este 7 de julio. Los toros que recorrieron las calles del casco antiguo de la capital navarra protagonizaron una rápida carrera que duró dos minutos y 24 segundos.



Los toros de la ganadería de Peñajara inauguraron este 7 de julio en Pamplona (norte de España) los encierros de la popular fiesta de los sanfermines 2010 con una veloz carrera en la que, fuera de las habituales caídas, no hubo heridos por asta de toro.
 
Sin embargo dos corredores fueron trasladados a los hospitales con lesiones de consideración. Uno por un trauma cranoencefálico leve, y el otro con fractura de tres vertebras. Ambos permanecen bajo observación.  

Numerosos corredores se dieron cita en los diferentes tramos de la carrera para participar en el esperado acto, que se desarrolló bajo un soleado cielo y con la nobleza de los "peñajaras", que corrían hoy el segundo encierro de su historia, como principal característica, pues el único antecedente se remonta a la feria de 1998.

Tras los tres tradicionales cánticos para pedir protección a San Fermín, en el día grande de las fiestas, el cohete anunciador estalló puntualmente en el cielo pamplonés a las ocho de la mañana (una de la madrugada, hora colombiana).

Los cabestros (bueyes) encabezaron una carrera que, en esos primeros metros, transcurrió de forma limpia y sin incidentes destacables, aunque al final de la cuesta un toro castaño se adelantó tras ganar posiciones a sus hermanos, de los que sin embargo no llegó a separarse.

También de forma limpia rebasaron la plaza del Ayuntamiento de Pamplona hasta llegar a la calle Mercaderes, cuya curva fue salvada sin problemas, circunstancia que demostró la efectividad del líquido antideslizante vertido en los últimos días en el adoquín.

Con dos cabestros de nuevo en cabeza, la manada enfiló la famosa calle Estafeta sin crear excesivo peligro, pero sí momentos de lucimiento para los mozos, que pudieron aprovechar los huecos que el grupo dejaba a su paso para protagonizar emocionantes carreras.

Al final de este tramo se produjo uno de los instantes de mayor peligro de la carrera al formarse un pequeño montón de mozos que cayeron al suelo sin que los toros hicieran nada por ellos.

Estirados, siguieron también los animales por Telefónica y el callejón de acceso a la Plaza de Toros, a cuya entrada uno de los astados resbaló las manos aunque inmediatamente siguió la estela de sus hermanos hasta entrar en los corralillos del coso.

En total, transcurrieron dos minutos y veinticuatro segundos desde el inicio de la carrera, en la que ningún corredor resultó herido por asta, según las primeras informaciones facilitadas por los servicios sanitarios, que constataron el traslado a los hospitales de los dos corredores ya referidos.

En horas de la tarde, los toros de Peñajara tuvieron un pésimo desempeño en la primera corrida de la Feria de San Fermín. Poco o nada pudieron hacer los toreros que se enfrentaron a ellos, los españoles Diego Urdiales y Salvador Cortés y el colombiano Luis Bolívar.

Los sanfermines congregan cada año, por estas fechas, a cientos de miles de personas, muchos de ellos visitantes de todo el mundo, que acuden a Pamplona a disfrutar de las fiestas españolas más internacionales.

Parte de la fama universal de los sanfermines se debe a las referencias sobre esa fiesta que recogió el escritor Ernest Hemingway (1899-1961) en crónicas periodísticas y novelas.

Este jueves, se correrá el segundo encierro de la feria, con toros de Cebada Gago, una ganadería habitual en estas fiestas y con fama de peligrosa. En toda la historia de los encierros han ocasionado 38 cornadas a los corredores. 
 



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.