Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2010 12:00:00 AM

España: Archivan diligencias y atribuyen accidente de tren a la imprudencia de las víctimas

El magistrado considera que las instalaciones ferroviarias de Castelldefels, tenían las condiciones de seguridad, iluminación y accesos adecuados a la normativa en la noche de la verbena de San Juan, el 23 de junio, cuando se produjo el accidente.

Un juzgado de Barcelona archivó hoy las diligencias abiertas por el accidente en la estación de tren de Castelldefels en el que murieron 12 personas, once de ellas inmigrantes latinoamericanos, por entender que el siniestro se debió a una actuación "imprudente y temeraria" de las víctimas.

El juez, después de tomar declaraciones a los conductores del tren y los testigos, y estudiar los informes sobre el accidente, concluyó que no hay indicios de ningún hecho delictivo y que el apeadero cumplía con la normativa vigente.

El magistrado considera que las instalaciones ferroviarias de Castelldefels (cerca de Barcelona, noreste de España), tenían las condiciones de seguridad, iluminación y accesos adecuados a la normativa en la noche de la verbena de San Juan, el 23 de junio, cuando se produjo el accidente.

De los doce fallecidos, siete eran originarios de Ecuador, dos de Colombia, dos de Bolivia y uno de Rumanía.

El juez tuvo en cuenta los datos obtenidos del disco duro de la "caja negra" del tren Alaris, así como las declaraciones del conductor de este convoy que arrolló a los fallecidos (y que dio negativo en las pruebas de alcoholemia), así como otros informes.

"La exhaustiva instrucción llevada a cabo en la presente causa únicamente puede conducir a la conclusión de que los 12 lamentables fallecimientos ocurridos como consecuencia del arrollamiento del tren (...) fueron consecuencia de una imprudencia atribuible a los fallecidos", razona el juez, al recordar la prohibición de bajar y transitar por las vías, que deben cruzarse por lugares habilitados.

Asimismo, el magistrado determina que la actuación del maquinista fue "la debida" y que, según las declaraciones de los testigos, éste accionó las señales acústicas y el freno de emergencia cuando se percató de la presencia de un grupo de personas que cruzaban las vías.

Estas optaron por no usar el paso inferior -debidamente señalizado e iluminado.

Según el testimonio del conductor del tren de cercanías que se cruzó con el Alaris -segundos antes del atropello-, éste llevaba las luces puestas, que eran visibles a unos 100 metros de distancia y que además circulaba a velocidad inferior a la reglamentaria, en concreto a 139 kilómetros por hora, según la caja negra.

Asimismo, el juez señala que la locomotora superó una "minuciosa inspección" varios días antes del accidente, y que las luces del apeadero (14 luminarias que, según diversos testimonios, estaban encendidas), así como la señalización de entrada y salida de la estación y de la prohibición de cruzar las vías eran las correctas.

El siniestro, el accidente ferroviario más grave ocurrido en España desde 2003, conmocionó al país por producirse en un contexto festivo con motivo de la celebración de San Juan. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.