Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/12/01 00:00

Iberoamérica condena a medias

La presidencia de la XIX Cumbre Iberoamericana condenó el golpe militar en Honduras y pidio la restitución de Zelaya "hasta completar su período". Faltó consenso sobre sobre aprobación de las elecciones en ese país.

Los gobernantes de España, Portugal y Latinoamérica condenaron el martes el golpe de estado en Honduras y reclamaron la restitución del presidente depuesto José Manuel Zelaya, pero evitaron cualquier referencia a los resultados del proceso electoral hondureño Foto: Foto: Álvaro Barrientos
;
BBC

La presidencia portuguesa de la XIX Cumbre Iberoamericana emitió al final del encuentro un comunicado especial donde fue condenado el golpe de estado en Honduras y fue apoyada la restitución del depuesto mandatario Manuel Zelaya "hasta completar su periodo constitucional".

Ésta fue la única fórmula consensuada que logró establecerse en Estoril ante la falta de un acuerdo en relación a reconocer o no los resultados de los comicios presidenciales en ese país centroamericano donde resultó ganador el candidato Porfirio Lobo, del opositor Partido Nacional.

El comunicado también consideró inaceptables las "graves violaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo hondureño".

También pidió que termine "el hostigamiento a la sede diplomática de Brasil en Tegucigalpa" donde sigue en calidad de huésped Manuel Zelaya desde el pasado mes de septiembre.

Los 22 países de la cumbre aceptaron esta fórmula, incluso la canciller del gobierno depuesto Patricia Rodas. Sin embargo, ésta se mostró contrariada porque según su parecer una minoría de las naciones asistentes reconocieron los resultados de las elecciones del pasado fin de semana.

Posiciones encontradas

Aunque no hizo referencia directa, Rodas hablaba de Colombia y Panamá, que apoyaron al nuevo presidente electo, así como Costa Rica, cuyo presidente dijo que intentaría convencer a los países de la región sobre la necesidad de aceptar los resultados electorales.

Rodas también lamentó que la posición de estos países tuviera motivada por lo que denominó una "profunda dependencia" de Estados Unidos, país que también ha reconocido al presidente electo Porfirio Lobo.

Jair Ratner, periodista de la BBC en la cumbre, también se refirió a la posición de Brasil al indicar que Lula afirmó que la elección de Lobo "está fuera de lugar".

"No, no y no. Definitivamente no", afirmó el mandatario brasileño sobre la posibilidad de reconocer el resultado de los comicios.

Según el enviado especial de BBC Mundo a Tegucigalpa, Carlos Chirinos, los principales medios de comunicación de Honduras informaron sobre los resultados de la cumbre destacando la falta de acuerdo internacional a la hora de condenar al país, lo que consideran como el debilitamiento de las posturas más críticas hacia el gobierno interino de Roberto Micheletti.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.