Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/03/01 00:00

Juez español acusa a Venezuela de amparar colaboración ETA-Farc

El magistrado Eloy Velasco señala que existe una relación entre estos dos grupos ilegales desde 1993 y aseguró que activistas etarras se entrenaron en campos de las Farc.

Juez español acusa a Venezuela de amparar colaboración ETA-Farc

MADRID (AP) — Un juez español acusó el lunes al gobierno venezolano de amparar la relación entre el grupo separatista vasco ETA y la guerrilla colombiana de las FARC y dijo que las dos organizaciones colaboraron para atentar contra el presidente colombiano Alvaro Uribe.

En un auto judicial de 26 páginas, el magistrado Eloy Velasco procesó a seis activistas de ETA, la mayoría exiliados en Cuba y Venezuela, y a siete de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia por distintos delitos de integración terrorista, tenencia de explosivos y conspiración para cometer homicidios.

"Obran diligencias en este procedimiento que ponen de manifiesto la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entre las FARC y ETA", afirmó Velasco, quien culmina con estas acusaciones una investigación iniciada en el 2008.

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que su gobierno ha pedido explicaciones a Venezuela para aclarar esta posible connivencia con la alianza entre dos grupos que Europa cataloga como terroristas.

"El Ministerio de Exteriores ha hecho la oportuna gestión para que Venezuela dé una explicación", dijo Rodríguez Zapatero en Alemania tras entrevistarse con su homóloga Angela Merkel. "En función de las manifestaciones del gobierno de Venezuela, actuará el gobierno de España".

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, se comunicó con su par español el lunes para expresar el rechazo de Venezuela a los señalamientos del juez Velasco, los cuales fueron considerados como "infames", según señala un comunicado que difundió la televisora estatal.

La cancillería sostuvo que las autoridades locales han actuado en apego a un acuerdo que suscribieron en 1989 Venezuela y España que permitió el arribo al país de un grupo de etarras.

El gobierno indicó que el juez Velasco se refirió "de manera irrespetuosa" al presidente venezolano Hugo Chávez, haciendo señalamientos "tendenciosos" e "infundados" acerca del "gobierno bolivariano", como Chávez llama a su gestión.

Asimismo, cuestionaron que Velasco haya basado sus alegaciones en datos que fueron sacados del computador del fallecido jefe de las FARC, Raúl Reyes. "Resulta también sorprendente que el juez resucite la desgastada farsa del computador que ya ha pasado a formar parte del folclor político colombiano", agrega el comunicado.

El juez relata que en el 2007, dos activistas de ETA impartieron un curso sobre manejo de explosivos a varios miembros de las FARC en algún punto de Venezuela al que accedieron con escolta militar de la inteligencia venezolana.

Uno de los organizadores del entrenamiento fue el presunto etarra Arturo Cubillas Fontán, señalado como la persona clave en la cooperación ETA-FARC. Según el juez, Cubillas Fontán reside en Venezuela, donde en el 2005 fue nombrado por Chávez director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura.

Cubillas era responsable del colectivo de ETA en esa zona desde 1999.

El auto fecha en 1993 el arranque de los contactos entre las dos organizaciones, que se intensificaron a partir del 2000.

El juez aseguró que mientras los activistas etarras se entrenaban en campos de las FARC, miembros de la guerrilla colombiana se desplazaron a España para planear atentados contra la vida de Uribe y la de su antecesor Andrés Pastrana.

Uribe, en declaraciones la radio RCN desde Montevideo, Uruguay donde asiste a la toma de posesión del presidente José Mujica, dijo que tenía que reaccionar prudentemente ante esas acusaciones "y mirar qué es lo que está pasando a través de los canales diplomáticos"

Uribe afirmó que su canciller Jaime Bermúdez se comunicará con el embajador de Colombia en España, Carlos Rodado Noriega a fin de realizar un seguimiento.

Explicó que desde "hace mucho rato me han estallado por ahí bombas y carros bomba", hecho que han sido atribuidos por las autoridades a las FARC, asesorados por elementos extranjeros.

El juez Velasco aseguró que el guerrillero de las FARC Víctor Ramón Vargas Salazar, alias "Chato", viajó a España en el 2000 para vigilar los movimientos en torno a la embajada de Colombia en Madrid. Vargas Salazar informó, según el magistrado, que asesinar a Pastrana y atacar la sede consular "no sería difícil" si se contaba con la ayuda de ETA.

Posteriormente, en 2003, cuando Pastrana dejó la presidencia y vivía en Madrid, la organización etarra comunicó a las FARC que sería sencillo localizar al ex mandatario.

El juez indicó que "más recientemente", aunque sin detallar una fecha, las FARC y ETA pudieron realizar seguimientos similares con la idea de planear un atentado contra Uribe, quien ha visitado la capital española en numerosas ocasiones. La más reciente, en abril del año pasado.

"Aquí no albergamos guerrilleros", afirmó el lunes el diputado venezolano, Hayden Pirela, al rechazar los señalamientos de las autoridades españolas.

Pirela, quien se desempeña como presidente de la Subcomisión de Integración y Asuntos Fronterizos de la Asamblea Nacional, dijo a la emisora local Unión Radio: "Yo que me mantengo en las fronteras, digo que no albergamos a irregulares ni tenemos pacto con la guerrilla".

El caso de la colaboración entre ETA y las FARC en España comenzó a finales de noviembre de 2008, cuando la Fiscalía presentó una querella en la Audiencia Nacional española.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.