Martes, 24 de enero de 2017

| 2010/05/11 00:00

Revelan conversación de la caja negra de Spanair

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) expresó su “profundo malestar” por la divulgación de esas conversaciones.

Revelan conversación de la caja negra de Spanair

“Pero es un parche lo que han hecho ahí”, fue una de las últimas cosas que se escuchó en la cabina del MD82 de Spanair que se estrelló en Madrid en 2008 y en el que murieron 154 personas, según la grabación que se filtró a la emisora de radio española Cadena SER.

Esa frase la dijo una persona que no ha podido ser identificada, pero que se encontraba en la cabina junto al comandante del vuelo y al copiloto.

La mención al “parche” se refería a una información suministrada por el copiloto, quién minutos antes del despegue les dijo a las otras dos personas en la cabina que los mecánicos habían quitado el relé del avión (aparato que funciona como un interruptor para abrir o cerrar otros circuitos eléctricos mediante contacto) y que habían utilizado hielo para bajar la temperatura de un sensor en la sonda del aparato.

Esta valoración no evitó que igual se realizara el despegue. Según la grabación registrada en el auto judicial y divulgada por la Cadena SER, el copilto cogió los mandos y entonces se escuchó un primer impacto.

ÚLTIMAS CONVERSACIONES
- Ocupante desconocido: ¿Qué es lo que era? ¿Han cambiado el relé?

- Copiloto: No, lo han quitado.

- Ocupante desconocido: ¡Cómo van a quitar el relé! ¿Han puesto hielo al final?

- Copiloto: Pues de puta madre.

- Ocupante desconocido: ¿Ha bajado mucho la temperatura?

- Copiloto: ¡Joder, del tirón!

- Ocupante desconocido: ¿Para que se enfríe antes el sensor? Pero si el problema ha sido el sensor, volverá a subir. Es un parche lo que han hecho ahí.

“¿Fallo de motor?”, preguntó mientras sonaba una alarma.

“Vuela el avión. Me cagüen la mar. Vuélalo… Mierda”, fueron las últimas palabras del comandante, entre los gritos del copiloto. En ese momento vino un segundo impacto. Después, silencio.

Pilotos indignados
El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) expresó su “profundo malestar” por la divulgación de esas conversaciones.

En su opinión, sucesos como éste provocan “gran desconfianza” entre el colectivo de pilotos, que aceptan ser grabados cediendo su derecho a la intimidad y “no hace sino entorpecer el proceso judicial”.

El Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) anunció que va a emprender las acciones judiciales ante las autoridades aeronáuticas, al considerar que la filtración demuestra que el juez “no ha adoptado las medidas oportunas para garantizar la seguridad y confidencialidad” del informe de la investigación.

Sólo sirve, aseguró COPAC, para “propiciar en la opinión pública posibles conclusiones injustas o erróneas sobre lo que pudo ocurrir”.

Tras conocerse estas grabaciones, el juez que instruye el caso citó a seis nuevos testigos. Dos empleados de la aerolínea y cuatro trabajadores de los servicios de emergencias que intervinieron en el accidente.

La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 pidió que haya más imputados. Creen que hubo descoordinación entre AENA, el organismo que regula los aeropuertos y la navegación aérea en España, y los equipos de emergencias en los primeros momentos del accidente

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.