Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/03/29 00:00

Suiza: piden registro de curas pederastas

En una entrevista concedida a un diario, la presidenta de Suiza dijo que los pederastas deben ser enjuiciados según a las leyes criminales comunes.

Suiza: piden registro de curas pederastas
;
BBC

La presidenta de Suiza, Doris Leuthard, hizo un llamado este domingo a tener un registro nacional de los sacerdotes de la Iglesia Católica implicados en el abuso sexual de menores, con el fin de que no tengan más ningún tipo de contacto con niños.

En una entrevista concedida a un diario, Leuthard dijo que los pederastas deben ser enjuiciados según a las leyes criminales comunes.

"Si los pederastas son o no religiosos no hace ninguna diferencia. Todos deben estar sujetos al código penal suizo, sin excepción", expresó Leuthard.

La declaración de la mandataria se da en medio de un escándalo que está sacudiendo a la Iglesia Católica en Europa y Estados Unidos, debido a recientes revelaciones de presunto encubrimiento de abusos por parte del papa Benedicto XVI.

Un miembro de una comisión de la iglesia suiza que está investigando posibles abusos dijo recientemente que 60 personas reportaron haber sido víctimas.

A su vez, la policía suiza también está investigando acusaciones sobre niños que fueron presuntamente acosados por sacerdotes.

El semanario suizo SonntagsZeitung reportó que la Conferencia de Obispos suizos está considerando sostener una reunión de emergencia, en la que se podría debatir el tema de un registro, antes de su encuentro anual del 31 de mayo al 2 de junio.

Mientras que otro semanario, Sonntag, informó que la iglesia suiza planea contrarrestar la publicidad negativa del escándalo de abuso sexual con una campaña de propaganda con carteles que recen: "Más Buenas Noticias", que serían exhibidos en cada una de las 2.000 parroquias del país.

"Chismes mezquinos"
Mientras tanto, el papa Benedicto XVI, en su misa anual por el Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro, exhortó a los miles de fieles presentes a no dejarse intimidar por los "chismes mezquinos de la opinión dominante".

El Papa no mencionó explícitamente el escándalo, que ahora lo involucra a él por señalamientos de que no hizo lo suficiente en el caso de un sacerdote estadounidense acusado del abuso de 200 niños sordos.

El caso se remonta a los años 90 cuando era todavía el cardenal Joseph Ratzinger y director de la oficina del Vaticano encargada de lidiar con este tipo de casos, supuestamente no respondió a quejas sobre el padre Lawrence Murphy, en el estado de Wisconsin.

Sin embargo, el arzobispo de Westminster, la máxima autoridad católica en el Reino Unido, defendió al Papa y dijo que los alegatos en su contra son "infundados".

Vincent Nichols le indicó a la BBC que, por el contrario, el entonces cardenal Ratzinger "cambió la ley de manera que las ofensas sexuales a cualquier menor de 18 años sería considerado un crimen según la ley de la iglesia".

Precisamente, miembros de la congregación de la catedral de Westminster, en Londres, se manifestaron este domingo con pancartas pidiendo por la renuncia del Papa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.