Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Con fuegos artificiales el mundo celebró la llegada del 2016

A pesar de las amenazas terroristas en varios países y el voraz incendio en un rascacielos de Dubái, los ciudadanos no dejaron de festejar el recibimiento del año nuevo.

Compartido 0 Veces

En una Nochevieja acechada por temores de terrorismo, un incendio espectacular en un rascacielos de Dubái capturó la atención del mundo. Con pocas excepciones, las celebraciones continuaron y, aunque el fuego seguía ardiendo, la Oficina de Medios de Comunicación de Dubái afirmó en Twitter: "Los festejos por el Año Nuevo en Dubái continuarán según lo programado".

A medida que 2015 llega a su fin, muchos están deseando decir adiós a un año marcado por los ataques que sacudieron naciones enteras y dejaron los nervios a flor de piel.

En Bangkok, donde hace algunos meses ocurrió un letal atentado, la policía flanqueaba a los juerguistas. En París, los habitantes que se recuperan de los ataques múltiples que sufrió la capital francesa recientemente se preparaban para un festejo más moderado. Y en Munich la policía se mostró preocupada de que ocurra un atentado terrorista.

A continuación, un vistazo a cómo se despide el año en todo el mundo:

Emirates Árabes Unidos

En la megalópolis de Dubái, un incendio estalló un par de horas antes de la medianoche en el hotel The Address, de 63 niveles, en la zona donde se preparaba una gran exhibición de fuegos artificiales.

El hotel de cinco estrellas se ubica cerca de Burj Jalifa, el edificio más alto del mundo con 828 metros (905 yardas). Al menos una persona sufrió un ataque al corazón a consecuencia del humo y la saturación de personas al evacuar, y 14 resultaron con heridas menores.

Los organizadores dijeron que en el Burj Jalifa se instalaron 400.000 luces LED y 1,6 toneladas de fuegos artificiales.

Escombros en llamas caían desde el edificio The Address mientras los camiones de bomberos arribaban. Se desconoce qué provocó el fuego. El edificio cuenta con 626 apartamentos de lujo y 196 habitaciones de hotel, de acuerdo con el Skyscraper Center, que lleva un registro de los rascacielos del planeta.

Francia

El pueblo francés sigue recuperándose de los ataques del 13 de noviembre que dejaron 130 fallecidos en París, y las autoridades se preparan para el peor escenario posible en la víspera de Año Nuevo. Alrededor de 60.000 policías y soldados se desplegarán por todo el país el jueves.

El presidente Francois Hollande utilizó su tradicional discurso de la víspera de Año Nuevo para advertir que la amenaza terrorista sigue aún a su "nivel más elevado".

"El 2015 ha sido un año de sufrimiento y resistencia", afirmó. "Hagamos de 2016 un año de valor y esperanza".

París canceló su tradicional espectáculo pirotécnico y lo sustituyó con un video de 5 minutos en el Arco del Triunfo justo antes de la medianoche, transmitido a pantallas instaladas en los Campos Elíseos.

La alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, dijo que el espectáculo era para "enviar al mundo el mensaje de que París sigue en pie, orgulloso de su estilo de vida y convivencia".

Filipinas


La preocupación en Filipinas la víspera de Año Nuevo se enfocó en el uso de pirotecnia ilegal, una práctica que el año pasado dejó más de 850 heridos. Los centros comerciales y las ciudades organizaron espectáculos de fuegos artificiales para desanimar a los ciudadanos a encender los suyos propios.

Una procesión anual del Nazareno Negro, una estatua negra de Jesucristo hecha de madera, fue efectuada un día antes de lo usual el jueves con el fin de evitar lesiones debidas a las montañas de basura y fuegos artificiales sin estallar que quedan desperdigados por las calles de Manila tras las festividades del Año Nuevo.

Japón

La fiesta de Año Nuevo es la más grande en Japón, y millones de personas se apiñaron en trenes para irse de las ciudades a sus localidades natales con el fin de disfrutar de platos de fideos, que simbolizan longevidad, mientras ven el concurso anual de canciones "Red and White" en televisión. A medianoche, las familias se abrigaron para visitar los templos de barrio, donde enormes campanas de bronce señalaron el inicio de 2016.

Tokio estuvo bajo alerta por motivos de seguridad este año, con carteles en el metro y otros espacios públicos que advertían a la gente mantener los ojos abiertos para detectar paquetes o actividades sospechosos.

Coreas

Los surcoreanos celebraron la llegada de 2016 con tradicionales ceremonias de campanas, fuegos artificiales y actuaciones musicales y bailes al aire libre. Miles de personas, incluidos refugiados norcoreanos, se dieron cita en una localidad próxima a la frontera con la rival Corea del Norte para asistir a uno de estos actos y desear una unificación coreana pacífica.

En su mensaje de Año Nuevo, la presidenta surcoreana Park Geun-hye volvió a destacar que su gobierno está abierto al diálogo con su vecino, pero responderá con determinación a cualquier provocación de Pyongyang.

Australia

Fuegos artificiales estallaron a lo largo del famoso puerto de Sydney, donde las personas se congregaron en balcones, parques y barcos en busca de la mejor vista.

Se esperaba más de 1 millón de personas al brillante espectáculo, donde se vieron cascadas multicolores y efectos en forma de mariposas, pulpos y flores.

Las autoridades australianas, tratando de contener la amenaza extremista local, animaron a los juerguistas a disfrutar de la noche y les aseguraron que miles de policías estarían patrullando las principales ciudades.

"No cambien su forma de vida", dijo el alcalde de Melbourne, Robert Doyle, a los residentes de la ciudad. "No dejen que los eventos de todo el mundo cuestionen la forma en que vivimos".

China

Las celebraciones oficiales para recibir 2016 tuvieron lugar en las inmediaciones de la Ciudad Prohibida de Beijing e incluyeron actuaciones y pirotecnia, y una de las televisoras más populares del país emitió una gala desde el Estadio Nacional, conocido también como Nido de Pájaro.

Por razones de seguridad, Shanghai cerró el metro cerca del paseo Bund tras la estampida del pasado Fin de Año en la que fallecieron 36 personas y que empañó la imagen de la metrópoli más próspera y moderna de China.

Alemania

En Munich, la policía advirtió de una amenaza inminente de un atentado terrorista a medida que se acercaba la medianoche y ordenó el cierre de dos estaciones ferroviarias.

Pero de todas formas se esperaba la llegada de hasta un millón de juerguistas a la fiesta anual de Año Nuevo en la histórica Puerta de Brandemburgo. Los alemanes suelen recibir el nuevo año con fuegos artificiales, donas rellenas de jalea y mucho champán y vino espumoso.

Gran Bretaña


Se prepararon festejos en gran escala con fuegos artificiales en Londres, Edimburgo y otras grandes ciudades a pesar de una fuerte amenaza terrorista. La policía les recomendó a los juerguistas que no acudieran a los espectáculos de fuegos artificiales si carecían de boleto y que estuvieran listos para que les registraran sus pertenencias.

Brasil


La principal fiesta de Río de Janeiro, en la playa de Copacabana, tendrá dos temáticas: El centenario de la samba y el inicio del año de los Juegos Olímpicos, que la ciudad acogerá en agosto. Se espera que más de 2 millones de personas ocupen las playas la noche del jueves.

Nueva York

Alrededor de un millón de personas acudirán a Times Square para decir adiós a 2015. La fiesta comenzará con actuaciones musicales como las de Luke Bryan, Charlie Puth, Demi Lovato y Carrie Underwood, y terminará con fuegos artificiales y el descenso de una brillante bola de cristal desde el asta de una bandera en la azotea de uno de los edificios de la plaza.

En la zona habrá también cerca de 6.000 agentes de la policía de Nueva York, entre ellos varios miembros de una nueva unidad especializada en terrorismo.

Las Vegas


Las autoridades instan a quienes salgan a celebrar el año nuevo a dejar bolsos, mochilas y maletas en casa mientras la policía se prepara para recibir a los cientos de miles de personas que inundarán Las Vegas Strip. Esta advertencia no es obligatoria, pero se está haciendo especial hincapié en ello tras los ataques extremistas de París y San Bernardino.

Casi 1.000 agentes uniformados y un número no revelado de agentes de paisano están apostados en los casi 6,5 kilómetros (4 millas) de avenida llena de casinos.

Carolyn Goodman, alcaldesa de Las Vegas, lamentó la perspectiva de que el miedo pueda impedir que la gente festeje la llegada del Año Nuevo.

"No podemos permitir que eso sea lo que nos gobierne", afirmó.

Con información de AP.

Cargando Comentarios...