Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

El colombiano que creyó haber ganado 935 millones de dólares

Durante 20 minutos Diego Moreno celebró haber sido el afortunado, hasta que uno de sus amigos se percató de un error.

Compartido 0 Veces

Tres boletos ganadores compartirán el premio de 1.600 millones de dólares de la lotería Powerball en Estados Unidos, un récord mundial sorteado el miércoles en la noche y seguido por televisión por millones de personas.

"Es oficial, hay tres boletos ganadores en el sorteo del Powerball, en California, Florida y Tennessee," informó en un trino la lotería tras el sorteo, efectuado en California.

La fiebre se apoderó de los estadounidenses, la gente formando largas colas afuera de las tiendas para comprar por dos dólares un boleto que le permitía soñar con ser multimillonario. Pero más allá de eso se esconde una tragedia para un colombiano que hoy se ríe de ella: creyó habérselo ganado.

Se trata de Diego Moreno, un hombre de 50 años que congregó a varios empleados del restaurante en el que trabaja para que dieran su cuota y así comprar boletos para el sorteo. Recogió 220 dólares.

Moreno compró varios tiquetes de una de las loterías más famosas de Estados Unidos. A partir de los números que propusieron quienes aportaron, él y su esposa escogieron los más opcionados. Además, le dieron la oportunidad a la máquina para que arrojara otro, con números al azar.

La noche que jugaba el sorteo todos en el restaurante entraron en frenesí. No podían creerlo. Habían entrado a la afortunada lista de ciudadanos que se habían ganado la lotería.

Comenzaron a gritar y a correr. Se abrazaban los unos con los otros. La combinación ganadora la conformaron el 4, 8, 19, 27 y 34, los mismos números que tenía uno de los boletos que habían comprado los 42 trabajadores del restaurante.

Diego corrió a llamar a su esposa. "Le pegamos", le dijo. "¿A quién le pegamos?", le preguntó. "No, le pegamos al lotto", relata entre risas cuando recuerda los 20 minutos de felicidad en los que llamó y contagió de la alegría a su suegra en Pereira y a su hermano en Girardot.

"Yo no sentía las piernas. Sentía como si alguien me levantaba del pelo", señaló el colombiano a Blu radio.

Pero la dicha sólo duró 20 minutos. Uno de sus colegas, antes de contarle la noticia a su esposa, quiso confirmar la información. Entró a la página del sorteo y se percató de que había un error. Los números no correspondían. Estaba actualizado.

"Fuimos un desastre por 20 minutos, y ¡bam!, se acabó ", dijo Charlie Poveromo, entrevistado por CNN. "Fue como recibir un golpe en el estómago", agregó.

Tony Del Gatto, el dueño del restaurante, contó al North Jersey que Moreno estaba tan emocionado que esa noche le dijo a un cliente que esperaba sus servicios: Traiga su propio coche. Yo soy un millonario". Lo mismo manifestaron otros de los empleados que no dudaron en anunciar que renunciarían a sus puestos.

Powerball es una lotería bisemanal cuyos billetes se venden en 44 estados del país, así como en la capital, Washington D. C., Puerto Rico y en las islas Vírgenes norteamericanas.

Para ganar el pozo, el apostador debe tener en su billete los números de las cinco bolas blancas elegidas del 1 al 69 y una bola roja elegida del 1 al 26.

Desde el 4 de noviembre pasado, ningún billete vendido había resultado ganador en los sucesivos sorteos, lo que hizo que creciera el pozo a repartir.

En el anterior sorteo, el sábado pasado, cinco personas consiguieron los cinco primeros números -obteniendo un millón de dólares-, pero no lograron acertar la bola roja.

El récord para un solo ganador del Powerball se registró el 18 de mayo del 2013, cuando una jubilada de 84 años que vivía en un barrio residencial de Tampa, en Florida, ganó 590,5 millones de dólares.

*Con información de AFP

Cargando Comentarios...