Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

La versión mexicana de “usted no sabe quién soy yo”

No solo en Colombia abundan casos como estos: dos jóvenes mexicanas detenidas por viajar con exceso de velocidad se burlaron de un policía por no tener un iPhone 5.

Compartido 0 Veces

Los célebres casos de “usted no sabe quién soy yo” ya tienen una nueva versión: "¡Pobre, yo tengo iPhone 5!". Eso fue lo que una joven de Tijuana (Baja California), en evidente estado de embriaguez, le dijo a un policía de tránsito que las multó por viajar con exceso de velocidad.

La escena es bochornosa. Mientras una de las dos jóvenes le exige a uno de los policías –tronándole los dedos– que haga la infracción con rapidez, la otra discute con uno de los policías que graba el episodio.

“Ay, deja tu tu grabación wey, yo tengo más grabación que tú, tengo la mía de corrupto, corrupto wey, ve está grabando wey en su LG de 5 pixeles, pobre, hay pobre (…) yo voy a grabar wey porque yo tengo IPhone y tú L5 wey, yo voy a grabar” dice mirando a la cámara.

Según informó la versión web del diario La Jornada, una persona que estuvo a punto de ser atropellada llamó a una línea de emergencia para advertir la irresponsabilidad de las jóvenes que, en el momento de la sanción, registraron altos niveles de alcohol.

No es el primer caso que se registra en ese país, pues como en Colombia, abundan. Tanto así, que según el diario español El País, los mexicanos han bautizado este tipo de personajes como ladies y gentlemen (damas y caballeros en inglés).

El primer episodio que no perdonaron los usuarios en las redes sociales fue el de Ladies de Polanco, uno de los barrios más exclusivos de Ciudad de México. Allí, dos mujeres insultaron y golpearon a un policía que las detuvo por un incidente vial.

Al igual que los episodios que rebasan la internet en el país Azteca, en Colombia los ciudadanos tampoco han olvidado a quienes alardeando de su poder y estatus intentan evadir a las autoridades. Uno de los casos más célebres fue el del alcalde de Palmar de Varela (Atlántico), Galdino Orozco, quien se negó a una prueba de alcoholemia.

Está también el del senador Eduardo Merlano, quien se negó a mostrar el pase, a que le hicieran una prueba de alcoholemia y, a la postre, le enrostró a los uniformados su condición de congresista.

El caso más reciente es el de Nicolás Gaviria, de 29 años, que golpea y amenaza a los policías que llegan a un bar de la zona rosa a atender la discusión entre él y el administrador del lugar. “Usted no sabe con quién se metió”, dice a los uniformados, a quienes también amenazó con enviarlos al Chocó.

Cargando Comentarios...