Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Papa pide acoger a los migrantes en Estados Unidos

El sumo pontífice también habló de otros temas polémicos.

Compartido 0 Veces

El papa Francisco, recibido con regocijo este miércoles en Washington, tocó temas espinosos al arrancar su primera visita a Estados Unidos, denunciando el abuso sexual en la Iglesia, la víspera de un histórico discurso en el Congreso.

El jesuita argentino de 78 años, que por primera vez pisa territorio estadounidense, abrió su visita marcando su proximidad con el presidente Barack Obama respecto a los grandes desafíos mundiales como la inmigración y el cambio climático.

"Como hijo de una familia de inmigrantes, me alegra estar en este país, que ha sido construido en gran parte por tales familias", dijo Francisco a Obama en un inglés fluido pero con acento, aludiendo a la polémica política hacia la migración latina en Estados Unidos.

En un país de 82 millones de católicos -un cuarto de la población- el papa Francisco denunció ante los obispos estadounidenses los "crímenes" de pederastia que sacudieron su Iglesia.

"Sé cuánto les ha hecho sufrir la herida de los últimos años, y he seguido de cerca su generoso esfuerzo por curar a las víctimas, (...) y por seguir trabajando para que esos crímenes no se repitan nunca más", dijo el pontífice en un corto pasaje de un largo discurso en la Catedral de San Mateo.

Unos 6.400 sacerdotes católicos han sido acusados de abusar a menores en Estados Unidos entre 1950 y 1980, y expertos creen que el número de víctimas puede rondar los 100.000.

Y a la Iglesia también le pidió acoger "sin miedo" la "larga ola" de migrantes de origen latinoamericano.

A bordo del papamóvil, un Jeep Wrangler blanco de techo transparente y aberturas laterales, el pontífice acudió luego a la basílica de Washington para oficiar la canonización de Junípero Serra, considerado el gran evangelizador del oeste estadounidense.

La figura de Serra es objeto de severos cuestionamientos por parte de grupos aborígenes locales, que creen que el monje es responsable de la desaparición de su cultura.

A las puertas del enorme edificio románico bizantino, y frente a 25.000 de fieles, sacerdotes y monjas -incluyendo el vicepresidente Joe Biden (de fe católica)-, Francisco ofició, en español y con gran fervor, su primera misa en Estados Unidos, en el curso de la cual declaró santo al fraile muerto en 1784.

Cargando Comentarios...