Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“Turquía manipula a la Unión Europea con los refugiados”: Serkan Kökmen

Ante los ojos de la Unión Europea y EE. UU. Turquía está violando los Derechos Humanos. Sin embargo, estos gritos de alerta parecen no calar en un momento en el que el país es clave en la crisis migratoria.

Compartido 0 Veces
Cargando multimedia...

El juego de intereses geopolíticos entre Turquía y la Unión Europea (UE) se ha convertido en un delicado asunto en el que los civiles están de por medio.

La posición estratégica de Turquía la ha convertido en un aliado vital de Europa para frenar el flujo de refugiados. La estrategia ha funcionado, pero el ambiente se vio enrarecido en días pasados a raíz de un informe en el que la UE lamenta la “regresión” en lo referente a la “independencia del poder judicial, la libertad de reunión y de expresión, y el respeto de los derechos humanos y del Estado de derecho” en Turquía.

Las duras críticas al gobierno turco hicieron reaccionar a su jefe de Estado, Recep Tayyip Erdogan,  quien aseguró que “la Unión Europea necesita más a Turquía de lo que Turquía necesita a la Unión Europea”.

Además, subrayó en su ayuda a los refugiados. “Tres millones de personas están acogidas en este país (Turquía), para no molestar a los europeos (...) ¿Qué se dice al respecto en el informe? Nada”.

Para Serkan Kökmen, docente en el Centro de Estudios de Turquía de la Universidad del Rosario, la ayuda a los refugiados por parte de Turquía se ha convertido en una “forma de manipular a la Unión Europea”.

Sin embargo, el analista internacional de la Universidad Nacional, Carlos Alberto Patiño, explica que “el chantaje es de doble vía, se necesitan mutuamente por temas de seguridad y economía. Además, la UE le dice a Turquía “si necesitan dinero, no dejen pasar a los migrantes”.

Pero la UE no fue la única que alzó la voz por las restricciones a los derechos. Hace algunos días el Departamento de Estado de EE. UU. presentó su informe anual sobre derechos humanos. Turquía no salió bien librada a causa del arresto a periodistas opositores y la expropiación de medios.

Aunque contundente, el informe de EE. UU. no tiene ‘dientes’, es decir, no tiene efectos legales ni hará que se retire la ayuda militar que brinda a los países implicados en el reporte. Turquía, por tanto, solo tendrá que pasar el mal trago y se mantendrá en la OTAN.

Los refugiados

Para Kökmen la forma en que Turquía ha recibido a los refugiados no ha sido la más idónea. Para él “no se están tomando suficientes medidas” para evitar problemas sociales como el desempleo, la inseguridad y la prostitución. Calificando esta forma de actuar del gobierno turco como “populista”.

Patiño concuerda al asegurar que “lo verdaderamente preocupante es que están de por medio personas” y que Turquía no podrá seguir recibiendo refugiados por mucho tiempo. “Eso tiene un límite, algunos dicen que durará unos seis meses”, afirmó.

Cargando Comentarios...