Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2008/04/19 00:00

Congreso tomado

Congreso tomado

Suena raro, pero el Legislativo mexicano no puede sesionar en su sede. Desde el 10 de abril, el Frente Amplio Progresista (FAP), coalición de izquierda liderada por el ex candidato Andrés Manuel López Obrador, ocupa las instalaciones del Congreso para boicotear el debate sobre el proyecto de reforma energética presentado por el presidente Felipe Calderón. Para ellos, la reforma privatizaría Petróleos Mexicanos (Pemex). Pero el gobierno dice que se intenta modernizar la empresa, por lo que si no se contrata con empresas privadas la exploración y refinación de crudo, México sólo tendría reservas por nueve años. La discusión se centra ahora en la duración del debate, pues el FAP asegura que se requieren 120 días, mientras el Partido Revolucionario Institucional y el Partido de Acción Nacional reclaman sólo 50 días. Estos últimos sesionan en un recinto alternativo ante la imposibilidad de ingresar al Congreso, donde sus ocupantes ya pusieron candados y cadenas en las entradas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.