Miércoles, 22 de febrero de 2017

| 2010/06/12 00:00

De villano a héroe

De villano a héroe

Cuando se acabó la Unión Soviética, lo normal era ver caer las estatuas de Joseph Stalin, quien desde entonces es visto como un villano en el mundo entero. Por eso resulta hasta cómico que recientemente se haya inaugurado un busto del líder, no en alguno de los pocos países comunistas que quedan, o en Venezuela, sino en Bedford, Virginia. Sucedió durante la celebración del aniversario número 66 del desembarco de las fuerzas aliadas en las playas de Normandía, durante la Segunda Guerra Mundial. El 6 de junio de 1944, en el famoso Día D, entre los miles de muertos había 21 soldados procedentes de Bedford. Para honrar su memoria, en 2001 el gobierno federal inauguró en esa ciudad una plaza en homenaje a los caídos en combate, donde se instaló la figura. Los veteranos consideran que la escultura en bronce es un insulto, pero la fundación que administra el lugar dijo que su intención no era mostrar a Stalin como un héroe sino resaltar su papel como aliado. Pese a las protestas, por lo pronto, el dictador compartirá monumento con los presidentes norteamericanos Franklin Roosevelt y Harry Truman, y el primer ministro británico Winston Churchill.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.