Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

Desastre ecológico

Desastre ecológico

Una mancha tóxica de unos 80 kilómetros se extendió a lo largo del río Songhua en China, y puso en jaque a las autoridades sanitarias del noroeste de ese país. La contaminación, una concentración de benceno que se mueve con la corriente del río, a unos 100 kilómetros por hora, fue producto de un derrame producido por la explosión de una planta química el 13 de noviembre, en la ciudad de Jilin. Al cierre de esta edición, la mancha había entrado a la ciudad de Harbin, en donde las autoridades esperaban que varios afluentes diluyeran la contaminación. Allí, el gobierno suspendió el bombeo de agua potable para evitar envenenamientos masivos. Para abastecer a los cuatro millones de habitantes de Harbin, se trasladaron 16.000 toneladas de agua embotellada. En un principio, el gobierno chino le restó importancia al derrame, pero la semana pasada, ante la amenaza de que la mancha llegara a territorio ruso, se dieron las primeras voces de alerta que descubrieron la magnitud de la tragedia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.