Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/11/2006 12:00:00 AM

El deceso de Romeo

El espía alemán más reconocido durante la Guerra Fría, Markus Wolf (foto), murió la semana pasada. De sus 83 años, dedicó 43 a espiar a los enemigos de la República Democrática Alemana. Wolf conoció de primera mano los secretos mejor guardados por sus enemigos de la República Federal. Sin embargo, y pese al reconocimiento que recibía dentro de la inteligencia militar alemana y en el mundo en general, siempre fue conocido como el hombre sin rostro, pues ningún organismo occidental logró obtener su fotografía. Este hombre alcanzó su máxima popularidad gracias a una nueva técnica en el espionaje de guerra. Al mejor estilo de James Bond, su estrategia consistía en seducir a secretarias gubernamentales en Bonn, con el fin de obtener información privilegiada. Su táctica la difundió entre sus aprendices, quienes llegaron a recibir información directamente de los despachos de los principales ministerios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.