Lunes, 23 de enero de 2017

| 2003/09/22 00:00

El euro y la ministra

El euro y la ministra

La negativa de los suecos a adoptar el euro produjo tanta conmoción en la Unión Europea como el asesinato, pocos días antes del referendo, de su canciller, Anna Lindh. Los analistas habían previsto que el pesar por la muerte de la popular funcionaria, gran defensora del euro, podría influir. Pero pesaron más los principales argumentos del NO, los temores por el sistema de seguridad social y la pérdida de soberanía. El resultado es visto como una rebelión contra el gobierno y la clase dirigente, que estaban por el SI, y refuerza a los euro-escépticos donde el tema monetario está pendiente: Gran Bretaña y Dinamarca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.