Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2009/01/04 00:00

¿Hacia la estabilidad?

¿Hacia la estabilidad?

De nuevo, los belgas solucionaron a regañadientes una crisis política cuando el Parlamento se puso de acuerdo para nombrar Primer Ministro al demócrata cristiano Herman van Rompuy, de origen flamenco. Además de enfrentar los problemas causados por la recesión, Van Rompuy tiene el reto de reducir las tensiones entre la comunidad francófona y la flamenca, que en 2008 fueron más fuertes que de costumbre. Aunque se ha hablado de realizar reformas que garanticen al mismo tiempo la autonomía de las comunidades y la unidad nacional, estas aún no han podido ser acordadas. Van Rompuy reemplaza a Yves Letterme, quien sólo estuvo al frente del gobierno entre marzo y diciembre, y cuya renuncia se debió a su incapacidad para emprender las reformas, así como por causa de un escándalo financiero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.