Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/03/31 00:00

Haití busca dinero en Nueva York

El presidente del país caribeño, René Preval, pide US$3.900 millones en la conferencia de donantes para reconstruir el país tras el terremoto.

Haití busca dinero en Nueva York Foto: AP
;
BBC

 
 
Este miércoles la jornada completa en la sede de Naciones Unidas está consagrada a Haití y los esfuerzos para financiar los proyectos de reconstrucción para levantar al país caribeño, devastado por un terremoto el pasado 12 de enero.

El presidente de Haití, René Preval, espera obtener US$3.900 millones en una primera fase. Por ello presenta a la conferencia un plan que, según su gobierno, ayudará a "cambiar radicalmente la infraestructura y la economía" del país más pobre del continente.

Un centenar de países participan en el foro que encabezan Preval, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Los copatrocinantes son las representaciones de Brasil, Canadá, España, Francia y la Unión Europea, que son, junto a EE.UU., los que más han aportado en la emergencia posterior al sismo.

El plan de Preval es considerado como la primera cuota de un programa de inversiones por US$11.000 millones a lo largo de la próxima década diseñado para garantizar la recuperación del país.

"Díficil, pero no desesperada"

El llamado Plan Nacional para la Recuperación y el Desarrollo de Haití, fue elaborado por el gobierno de Puerto Príncipe en consulta con sectores de la sociedad haitiana y con ayuda de expertos internacionales en reconstrucción.

"Reconstruir Haití no significa regresar a la situación que prevalecía antes terremoto", dice el documento en el que se asegura que la situación del país "es difícil pero no desesperada” y califica la coyuntura generada por el sismo como una "oportunidad".

Según el gobierno haitiano, el plan de reconstrucción va más allá de la respuesta inmediata a las pérdidas sufridas y busca "atacar las causas estructurales que causan el subdesarrollo de Haití".

Sin embargo, los sectores que más dinero necesitan actualmente son la agricultura y la coordinación de los refugios de emergencia.

Se estima que 1,3 millones de haitianos siguen sin casa, muchos de ellos viviendo en campos de refugio improvisados que construyeron en plazas y parques públicos.

La situación de esas personas podría agravarse en los próximos meses con la llegada de la estación de lluvias y luego, hacia mediados de año, con el inicio de la temporada de huracanes en el Caribe, que suele golpear fuertemente a Haití.

Optimismo

El dinero que se recaude en Nueva York será colocado en un fondo fiduciario administrado por el Banco Mundial (BM), similar al que manejó el organismo para la reconstrucción de las zonas de Indonesia afectadas por el tsunami.

Sin embargo, la coyuntura económica mundial es muy distinta a la que prevalecía en aquellos años, por lo que algunos expresan dudas sobre el éxito que puedan tener las gestiones haitianas ante los donantes.

"Hay optimismo de que esa cifra se va a poder alcanzar", aseguró a BBC Mundo Sergio Jellinek, gerente de relaciones externas del BM para América Latina y el Caribe, en referencia al monto inicial de US$4.000 millones.

Aunque Jellinek no quiso ofrecer estimados de cuánto de ese dinero está ya "asegurado", afirmó que "se está cerca de la cifra" y destacó que dependerá no sólo de lo que se ofrezca en Nueva York, sino de lo que decidan los parlamentos de las naciones donantes.

Jellinek afirma que hay un cambio de enfoque en la manera de ver Haití y sus necesidades, tanto en Puerto Príncipe como en la comunidad internacional.

"El pueblo y el gobierno haitiano ven la posibilidad única de romper un círculo vicioso del cuál aparentemente no se podía salir (...) y la comunidad internacional siente que esta es la oportunidad para relanzar a Haití con la esperanza de que en el mediano plazo pueda desarrollarse", afirmó Jellinek.

Generosidad en "suspenso"

El llamado que hacen los haitianos en Nueva York se produce justo en momentos en que la ONU asegura que el flujo de ayudas al país se ha detenido, pese a que las necesidades del país siguen siendo "significativas".

La portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU, Elisabeth Byrs, aseguró a BBC Mundo que hasta ahora sólo se ha recibido el 48% de los US$1.440 millones que fueron ofrecidos tras el desastre.

"Si no se ayuda a la gente, si no se puede sobrevivir, entonces la reconstrucción misma no será posible", destacó Byrs, para quien el financiamiento para la emergencia y la reconstrucción deben ir paralelas.

En los días siguientes al sismo en Haití, que causó la muerte a más de 220.000 personas, la ONU solicitó US$577 millones en fondos de ayuda. Un mes después la organización elevó la cifra a US$1.440 millones.

Según el inventario realizado por los expertos encargados de evaluar los daños que dejó el terremoto, fueron destruidos 105.000 casas, 1.300 escuelas y universidades y 50 hospitales, así como el Palacio Presidencial, el Parlamento y varios ministerios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.