Viernes, 20 de enero de 2017

| 2007/10/20 00:00

'La Antártida es nuestra'

'La Antártida es nuestra'

Desafiando el Tratado de la Antártida de 1959 (del que es signatario), que estableció que no se reclamarían territorios de la zona para evitar enfrentamientos y prohibía la exploración salvo para investigaciones científicas, Gran Bretaña planea reclamar ante la ONU la soberanía de un millón de kilómetros cuadrados de aguas antárticas. El interés de expansión territorial esconde la intención de Londres de acceder a nuevas fuentes de riqueza: minerales, gas y petróleo. La extensión de territorio en la Antártida ha sido polémica. Y no es para menos, la explotación de ese fondo marino causaría un grave daño al santuario ecológico, con consecuencias inimaginables que irían en contravía de la preocupación declarada tanto por el gobierno como por el principal partido opositor del Reino Unido. Este es el quinto reclamo que ha hecho Londres para extender su soberanía y, según declaraciones del Ministerio de Exteriores, todos cumplen las condiciones geológicas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.