Lunes, 16 de enero de 2017

| 2008/09/20 00:00

La elegida

La elegida

Ganó por muy poco. Pero ese 1,1 por ciento de diferencia le permitió a Tzipi Livni, la ministra de Relaciones Exteriores de Israel, convertirse en la nueva líder de Kadima, uno de los partidos gobernantes de ese país. Con su victoria sobre Shaul Mofaz, ministro de Transporte, Livni da un paso muy importante en su meta de convertirse en la próxima primera ministra, la primera en Israel desde Golda Meir, que llegó al poder en 1969. Para suceder a Ehud Olmert, quien renunció para afrontar cargos de corrupción, Livni deberá formar en las próximas seis semanas un gobierno de coalición con los partidos del Knesset (Parlamento), una tarea titánica para un país fragmentado como Israel. Si no lo logra volverá a las urnas, esta vez para definir el gobierno en comicios generales.
 
De familia de extrema derecha, la nueva líder de Kadima es una mujer que se ha caracterizado por su carácter fuerte, hasta el punto que la llaman ‘Ms. Clean’ (‘señora limpia’) por su talante incorruptible. Fue agente de la Mossad (la agencia de inteligencia israelí), es cercana a Condoleezza Rice, secretaria de Estado de Estados Unidos, y fue la protegida de Ariel Sharon, el primer ministro que fundó Kadima y que permanece en coma desde 2006. Criticada por su falta de experiencia militar, Livni ha liderado las negociaciones de paz con Palestina y cree que a Israel le conviene tener como vecino a un Estado palestino. De ser primera ministra, ese será el reto principal de Livni, pero no el único. También deberá mejorar las relaciones con Siria y cuidarse de Irán, un país que dice tener misiles que podrían alcanzar territorio israelí.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.