Domingo, 22 de enero de 2017

| 2010/09/25 00:00

La pena de muerte está viva

Otra ejecución agita el debate sobre la pena de muerte en Estados Unidos.

La pena de muerte está viva

Otra ejecución agita el debate sobre la pena de muerte en Estados Unidos. Teresa Lewis, una mujer de 41 años que en 2002 colaboró en el asesinato de su marido y de su hijastro para quedarse con 350.000 dólares de un seguro, se convirtió en la primera mujer ejecutada en 100 años en el estado de Virginia y en la primera en cinco años en el país. El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, quien asistió a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, comparó la ejecución de Lewis con la posible lapidación de Sakineh Mohammadi-Ashtiani en Irán, en un intento por legitimar esta última. “Una mujer está siendo ejecutada en Estados Unidos y nadie protesta”, dijo. Según Amnistía Internacional, Irán, Estados Unidos y China suman el 80 por ciento de las 719 ejecuciones que se practicaron en 2009 en el mundo. Para muchos, la lapidación es peor que la inyección. Sin embargo, el debate de fondo es la legitimidad de la pena capital en ambos extremos de la mesa.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.