Martes, 24 de enero de 2017

| 2010/11/20 00:00

La Revolución, a los dados

Monopolio, el juego insigne del capitalismo que premia la acumulación de riquezas, se juega en Cuba de otra manera.

La Revolución, a los dados

Monopolio, el juego insigne del capitalismo que premia la acumulación de riquezas, se juega en Cuba de otra manera. Antes de la Revolución, Monopolio era muy popular en la isla, pero después de la caída de Batista en 1959 el juego fue reemplazado por La Gran Deuda, una versión acorde con la ideología revolucionaria. En vez de negociantes, los participantes juegan por los países del Tercer Mundo, cuyo objetivo es derrotar al Fondo Monetario Internacional. Según las instrucciones, existen las “tarjetas solidarias” con las que se financia a los “luchadores por la libertad”, y los países tienen derecho a hacer huelgas. El juego siempre ha estado ligado a las crisis económicas. Monopolio nació en Estados Unidos durante la Gran Depresión de 1930 y respondió a los anhelos de riqueza de la gente. Y cuando Argentina se vio sumida en una recesión económica, se hizo popular una versión de La Deuda Eterna, en la que se luchaba contra el capitalismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.