Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/4/2010 12:00:00 AM

La ultraderecha tiene un sueño

“¡Recupera el honor!”. Una multitud de opositores a la administración de Barack Obama gritaron ese lema a viva voz, durante una marcha convocada a principios de esta semana en Washington por el Tea Party, la facción más extremista del Partido Republicano. Lo que provocó la ira de muchos fue que el encuentro tuvo lugar en la misma fecha y lugar donde, hace 47 años, Martin Luther King Jr. pronunció las legendarias palabras “I have a dream”. Entre los organizadores del encuentro se destacan Sarah Palin y Glenn Beck, un incendiario presentador de televisión ex alcohólico, quien afirma haber superado su hábito tras convertirse a mormón. “Debemos avanzar o perecer”, dijo Beck en su discurso, mientras que Palin aseguró que “Estados Unidos está en peligro”. Para el gobierno y el Partido Demócrata, el Tea Party es una verdadera amenaza. Sus posiciones extremas están mandando la parada en las filas republicanas, y en las elecciones primarias para Congreso están pisando fuerte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.