Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/09/09 00:00

Príncipe oportuno

Príncipe oportuno

El nacimiento de un varón en la familia real japonesa puso en el congelador al proceso para reformar la ley por la cual sólo pueden heredar el trono del Crisantemo los varones descendientes del emperador. Pero si bien la mayoría de los japoneses está feliz, el asunto no deja de ser doloroso para la familia del príncipe Naruhito, el hijo mayor del emperador Akihito y primero en la línea de sucesión, quien ya no verá a ninguna de sus hijas convertida en heredera imperial. La línea sucesoral pasará a la familia de su hermano menor, el príncipe Akishino, padre del bebé. Habían pasado 41 años sin que naciera un varón sucesor del trono, por lo que en noviembre de 2005 un comité gubernamental recomendó cambiar la legislación para permitir que las mujeres también pudieran heredar el trono nipón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.