Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/04/25 00:00

Recompensa inesperada

Recompensa inesperada

CON TODA SEGURIdad esa mujer residente en Sao Paulo no sabía que había una recompensa por Luis García Meza. Por eso cuando envió una carta a las autoridades de su país para advertirles que el ex dictador vivía en esa ciudad, sólo firmó con las iniciales J.F. En la misiva, J. F. decía ser una boliviana que sintió lo que fue su gobierno" e indicaba que García corría todas las mañanas en un parque de Sao Paulo. La carta abrió efectivamente los ojos de las autoridades de La Paz, que hasta entonces creían que el hombre vivía en Chile. El ministro del Interior, Germán Quiroga, anunció que su gobierno honrará la oferta de un millón de bolivianos por la información, pero para ello J.F. deberá salir del anonimato y demostrar su identidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.