Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/06/14 00:00

Revés para Bush

Revés para Bush

Seis años después de que Estados Unidos abrió la prisión de la base militar de Guantánamo, los reclusos tienen una leve esperanza de que se les comiencen a respetar sus derechos. Tras la decisión de la Corte Suprema norteamericana de revocar la ley bajo la cual se les juzga, ahora podrán remitirse a tribunales civiles y conocer las razones específicas por las cuales se les acusa. El presidente George W. Bush expresó su preocupación por el peligro que pueda correr la seguridad nacional estadounidense una vez se comience a aplicar la sentencia. Actualmente, los presos de Guantánamo no tienen derecho a un abogado, por lo que, con este fallo, la Casa Blanca sufre un revés en su intento por juzgar presuntos terroristas a su manera. Y, sobre todo, se constata de nuevo que el país que más exige el respeto a los derechos humanos es el que menos vela por ellos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.