Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/2006 12:00:00 AM

Segundas partes

Después de ganar la segunda vuelta de las elecciones brasileñas, con una ventaja de 20 millones de votos, Luiz Inacio Lula da Silva (foto) planteó como uno de sus principales retos en el nuevo gobierno fortalecer Mercosur y ampliarlo, para incluir a todos los países de Latinoamérica. En el frente interno, y argumentando su intención de gobernar de una manera más incluyente, Lula invitó a sus partidos opositores a dialogar. Esta propuesta provocó divergencias en los dos partidos que apoyaban a Geraldo Alckmin, el candidato derrotado por Lula en las urnas el pasado domingo. Por un lado, el Partido de la Social Democracia Brasileña (Psdb) dio señales de estar dispuesto a negociar con el gobierno proyectos de interés del país. Pero los dirigentes del conservador Partido del Frente Liberal (PFL) rechazaron la invitación y anunciaron que se mantendrían en la oposición durante el segundo gobierno del ex obrero metalúrgico convertido en estadista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.