Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/11/20 00:00

Sin salida

La tensión fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua sigue lejos de resolverse.

Sin salida

La tensión fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua sigue lejos de resolverse. Según el gobierno tico de Laura Chinchilla, Nicaragua vertía en la isla costarricense de Calero los sedimentos del dragado del limítrofe río San Juan, y después denunció que soldados nicaragüenses invadieron ese sector. El jueves, la OEA decidió convocar una reunión de cancilleres para analizar el asunto el 7 de diciembre, como lo había pedido la embajada costarricense. Pero no es claro qué solución puede aportar, ya que Managua no asistió a la sesión, había rechazado la resolución de la OEA que pedía el repliegue de las fuerzas de seguridad de la zona y el presidente Daniel Ortega amenazó con retirarse del organismo. A esa enmarañada madeja se suma que Costa Rica, un país sin ejército, ya presentó una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por daños ambientales y violación de soberanía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.