Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/11/30 00:00

¡Sorpresa!

¡Sorpresa!

Los 600 soldados estadounidenses congregados en el aeropuerto de Bagdad para celebrar el Día de Acción de Gracias no podían creerlo. El administrador de Irak Paul Bremer se disponía a leer un discurso del presidente George W. Bush, cuando éste apareció de pronto. Bush acababa de llegar a Irak en un vuelo ultrasecreto. Al llegar dio gracias a los soldados por su valor y dijo que las fuerzas de su país permanecerían "hasta terminar el trabajo"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.