Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/08/07 00:00

Un final no tan deseado

Un final no tan deseado

La decisión del presidente Barack Obama de comenzar a retirar el 31 de agosto sus tropas de Irak, como lo prometió en campaña, tiene en ascuas a muchos tanto en Washington como en Bagdad. Ryan Crocker, ex embajador estadounidense en Bagdad, aseguró que se siente "inquieto", pues después de cinco meses de celebradas las elecciones en Irak, aún no existe allí un gobierno estable que pueda tomar las riendas de un país azotado por la insurgencia y el terrorismo. Otros atribuyen la insistencia del Presidente a que, ad portas de las elecciones de noviembre, el regreso de las tropas puede beneficiar al Partido Demócrata. Según el mandatario, quien replanteó la estrategia militar para dar prioridad a la campaña en Afganistán contra los talibanes, se trata de la primera fase de un proceso de "transición" que culminará a mediados de 2011. La "misión de combate" termina y le da paso a la "diplomática", encargada de hacer un empalme con las autoridades locales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.