Viernes, 20 de enero de 2017

| 2010/09/04 00:00

Valiente apuesta

Este estrechón de manos le devolvió el optimismo a una región hastiada de la violencia.

Valiente apuesta

Muchos pensaron que la muerte de cuatro colonos israelíes a manos de miembros de Hamas, o las declaraciones de un rabino en Jerusalén, quien dijo desear “que los palestinos desaparezcan de la Tierra”, frustrarían los intentos de Washington para sentar en una misma mesa a los líderes de Israel y Palestina. El jueves, sin embargo, se celebró la primera reunión bajo techo norteamericano entre Benjamín Netanyahu y Mahmud Abbas, en la que se estableció que se volverán a ver pronto. “Tenemos la oportunidad de poner punto final a este conflicto”, dijo la secretaria de Estado Hillary Clinton, al inaugurar las negociaciones. Netanyahu dijo que “una paz duradera solo será posible con concesiones mutuas y dolorosas”, mientras que Abbas insistió tanto en el fin de la construcción de asentamientos como del bloqueo a la franja de Gaza. La que se anota un nuevo gol es la administración de Barack Obama, que se da a la espinosa empresa de restablecer la paz en Oriente Medio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.