Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/20/2008 12:00:00 AM

Violencia sin tregua

La violencia en Grecia no da tregua. Lo que comenzó el 6 de diciembre como una serie de protestas callejeras por la muerte de Alexandros Grigoropoulos, un joven de 15 años asesinado por un policía en Atenas, se convirtió con el paso de los días en un descontento generalizado en más de 10 ciudades hacia un gobierno vulnerable. Los manifestantes incluso han pedido la renuncia al primer ministro conservador, Costas Karamanlis, sobrino del político que negoció la entrada de Atenas a la Unión Europea, y de una familia tradicional griega. Karamanlis, que registra un alto porcentaje de desaprobación en los sondeos, es criticado por sus reformas sociales y económicas y por la manera como afrontó la crisis financiera mundial. Y aunque los estudiantes han liderado las protestas, en parte para exigir una solución a los altos niveles de desempleo juvenil, lentamente se han ido vinculando otros grupos sociales. El sector público está en huelga, hay más de 700 colegios cerrados y se cancelaron 32 vuelos por el paro del sector aéreo. Las pérdidas ascienden a cientos de millones de euros y Atenas, que a principios de semana parecía volver a la tranquilidad, quedó el jueves otra vez en medio del caos. Ese día, unas 10.000 personas se enfrentaron a la Policía antidisturbios frente al parlamento griego. Los manifestantes no parecen ceder y el aviso de "resistencia" en el muro de piedra del Partenón, escrito en cuatro idiomas, incita a protestas por toda Europa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.