Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/01/04 00:00

2009, entre el suelo y el cielo

Tres aspectos identifican 2009. Es el año de la memoria, un tiempo para recordar acontecimientos que estremecieron el país y el mundo, y además, tiene dos declaraciones que unen cielo y tierra; es el Año Internacional de la Astronomía y el Año de los Suelos en Colombia.

2009, entre el suelo y el cielo

Los años que terminan en 9 han marcado, de alguna manera, la historia del mundo y la de Colombia. 2009 no será la excepción. Enero trae el primer gran cambio con la posesión de Barack Obama, el presidente electo de Estados Unidos con el que se inicia una nueva era. A lo largo del año se conmemoran aniversarios relevantes de la política internacional como el medio siglo de la Revolución Cubana, los 30 años de la Revolución Islámica, los 20 años de la caída del muro de Berlín, y una década de Chávez como presidente de Venezuela, por mencionar algunos hechos.

En Colombia también será el año de la memoria. Se conmemoran los tristes aniversarios del 89, cuando las páginas de los periódicos se mancharon con las bombas del narcotráfico y con la sangre liberal de uno de los líderes políticos e ideológicos más importantes del país, Luis Carlos Galán. Y se cumplen 10 años de la silla vacía, el asesinato de Jaime Garzón y el terremoto del Triángulo del Café. Con estos antecedentes, el año promete convertirse en un motivo para recordar a los que se fueron y escuchar a los que se quedaron.

Después de cuatro décadas de una de las hazañas más arriesgadas del hombre, la llegada a la Luna, el universo sigue conspirando para llamar la atención del planeta Tierra. El 2009 ha sido declarado como el Año Internacional de la Astronomía, por la Unión Astronómica Internacional.

Para completar la celebración de la naturaleza, en Colombia el Ministerio del Medio Ambiente, el Ministerio de Agricultura y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) han declarado 2009 como el Año de los Suelos en Colombia. Las consecuencias de la temporada invernal con que terminó 2008 dejaron claros, entre otras cosas, la fragilidad y el deterioro de los mismos en Colombia.

Aunque no es un tema fácil de tratar, se hizo para seguir con la tradición de las declaratorias ambientales, que cada año ponen en la agenda el manejo de recursos como el agua o la biodiversidad. “De la buena salud de los suelos depende la buena salud ambiental de los ecosistemas y de los recursos naturales, por eso hay que concentrarse en que tengan buena calidad”, dijo a SEMANA Juan Lozano, ministro del Medio Ambiente.

Iván Darío Gómez Guzmán, del Igac, asegura que la importancia de poner este tema en la agenda del año es su relación con el ambiente, la agricultura y la alimentación. “Estamos en una crisis mundial, muchos suelos están siendo mal aprovechados, y sobre los suelos se levanta todo lo demás, los bosques, los cultivos, las ciudades, etc.”, asegura.

El 2009 tendrá historias de todo tipo, del universo y de la tierra. Revivirán los recuerdos de los años violentos, de los gritos de independencia y de la llegada al poder de algunos personajes controversiales. También será el año que les abrirá las puertas a los participantes del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 cuando terminen las eliminatorias. No ha pasado un mes y ya hay noticias para rato.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.