Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/20/2014 12:00:00 AM

Los 37 indígenas Nukak desplazados

La Defensoría denunció el hecho que afecta a uno de los pueblos indígenas con más riesgo de desaparecer.

;
EFE
La Defensoría del Pueblo de Colombia denunció este domingo que 37 indígenas de la familia Nukak, un grupo étnico de cazadores-recolectores, fueron víctimas de desplazamiento forzado en el departamento del Guaviare por amenazas de grupos armados ilegales.

Los desplazados forman parte de ocho familias de la comunidad Wayari Muno (gente del río Guaviare), que tuvieron que salir del corregimiento El Capricho, perteneciente al municipio de San José del Guaviare, donde se habían establecido temporalmente por las amenazas.

Según la Defensoría, al conocer los hechos, una misión de verificación conformada por funcionarios de esa entidad y de la Alcaldía se desplazó a la zona, donde pudieron corroborar dichas amenazas para que los Nukak abandonaran la región.

"En este sentido, la Defensoría del Pueblo realizó el acompañamiento y reubicación en el sector de Villa Leonor de ocho familias, conformadas por 37 personas, quienes fueron apoyadas para salir del centro poblado", señaló la entidad en un comunicado.

Según la Defensoría, los Nukak, que son nómadas y sólo hablan su propia lengua, se establecieron primero temporalmente en El Capricho donde se presentaron roces con colonos de la zona que han denunciado supuestos robos de bienes y animales.

"Dicha situación, enmarcada en la discriminación y vulneración de los derechos territoriales de los Nukak, ha generado un malestar general que requiere una atención prioritaria por parte del Estado, con el fin de evitar enfrentamientos entre colonos e indígenas", agregó la Defensoría.

Los Nukak son indígenas de la rama Maku, un pueblo nómada de cazadores-recolectores que habita la espesa selva del Guaviare y que se mantuvieron ajenos a casi todo contacto con la civilización blanca hasta hace 25 años.

Ese contacto se dio en 1988 cuando un grupo de unos cuarenta nukaks apareció de manera inesperada en la localidad de Calamar (Guaviare).

Según la ONG Survival, desde ese primer contacto regular más del 50 % de todo este pueblo indígena ha muerto y se calcula que en este momento quedan unos 420 de sus integrantes.

"Los Nukak son uno de los al menos 32 pueblos indígenas de Colombia en inminente riesgo de extinción", ha advertido Survival. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.