Martes, 24 de enero de 2017

| 2004/04/18 00:00

72 por ciento a favor

La primera gran encuesta demuestra un apoyo popular contundente por la reelección de Álvaro Uribe. El debate arranca con la opinión y los empresarios a favor, el Congreso dividido y los intelectuales en contra.

¿2002-2010?

El gobierno por fin destapó sus cartas en el tema de la reelección. El Presidente quería que se diera a sus espaldas. Pero eso no era posible. Un proyecto de tanta envergadura no podía triunfar sin su manifestación explícita de voluntad. De ahí que el ministro del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt, llevara el mensaje de su jefe ante el Congreso. Cumplió su tarea a cabalidad, a pesar de una cascarita que le tenían que resultó proporcionando el momento cómico de la sesión. El representante Luis Fernando Velasco tenía lista una grabación de Uribe cuando era candidato en la que se expresaba en contra de la reelección presidencial. "No soy partidario de la reelección inmediata porque le introduce más politiquería al ejercicio de las funciones de gobierno", había dicho el entonces aspirante. Ante esta sorpresa, Sabas mostró recursividad y sentido del humor cuando respondió: "Afortunadamente la política es dinámica". El recinto explotó en una carcajada, que fue la última de la sesión. Ahí mismo empezó el encendido debate que dejó en claro hasta qué punto el tema despierta pasiones encontradas y que su paso por el Legislativo no estará libre de forcejeo.

El proyecto de reforma constitucional que permitiría que Uribe se presente a las elecciones de 2006 ya fue radicado en el Congreso con el aval de 103 congresistas. Este martes los conservadores se reunirán para tratar de encontrar una posición unificada frente al tema, porque sus jefes no se han puesto de acuerdo. En las toldas liberales tampoco hay unanimismo. Aunque su dirección ha anunciado oposición, algunos parlamentarios apoyarán al gobierno. La izquierda es la única fuerza política que desde un principio se ha manifestado en contra de la idea.

Con los ánimos caldeados en el Congreso, y gran revuelo en el mundo político, todo augura que en la próximas semanas no se hablará de otra cosa que de la reelección de Uribe. La polarización que el tema suscita entre la clase dirigente, sin embargo, no se presenta en la opinión pública. La encuesta más amplia que se realizado hasta el momento sobre el tema y que incluyó a las ciudades más grandes del país confirma que el nivel de apoyo a la reelección de Uribe es muy alto. Un 72 por ciento se declaró de acuerdo con esta encuesta diseñada y contratada por la Fundación del Instituto de Ciencia Política presidido por Hernán Echavarría y realizada por Yanhaas. Es una opinión que se reafirma en cada pregunta de la encuesta. (Ver gráficos).

Ese respaldo popular no ha descrestado a la mayoría de críticos calificados, desde columnistas de derecha hasta académicos de izquierda. En estos círculos se considera que el Presidente está cambiando las reglas del juego en la mitad del camino, que una campaña les puede quitar prioridad a asuntos más urgentes y que se estaría 'fujimorizando' a Colombia.

Donde sí hay un apoyo importante a la reelección de Uribe es en el sector empresarial. Debido a los resultados en seguridad, el empresariado considera que es crucial garantizar la continuidad de la política actual. Con la opinión pública a favor, el Congreso dividido, los intelectuales en contra y los empresarios entusiasmados comienza uno de los debates nacionales de mayor importancia de los últimos tiempos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.