Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/11/21 00:00

"A Arroyave lo mató el narcotráfico"

'Andrés Camilo', el nuevo jefe del Bloque Centauros, habló por primera vez sobre el asesinato de Miguel Arroyave, su antiguo comandante, y sobre la próxima desmovilización de esa estructura paramilitar.

"A Arroyave lo mató el narcotráfico"

El pasado 19 de septiembre el proceso de paz con las autodefensas atravesó un momento crítico. Ese domingo fue asesinado Miguel Arroyave, comandante de una de las estructuras paramilitares más grandes de país: el Bloque Centauros, el cual tiene su zona de influencia en Meta, Casanare, Guaviare y Bogotá. Arroyave hacía parte de la mesa de negociación de Santa Fe de Ralito entre el gobierno y las AUC y era uno de los seis miembros del llamado Estado Mayor negociador de los paramilitares. Antes que cualquier otro bloque, el Centauros iba a ser el primero en liderar el proceso de desmovilización de combatientes, pero el asesinato de Arroyave no sólo dio al traste con ese objetivo sino que atomizó el bloque y desde entonces la desmovilización -así como el futuro del bloque de 4.000 combatientes- quedó en veremos. SEMANA habló con 'Andrés Camilo', el hombre que tiene las respuestas a muchos interrogantes que han surgido tras la muerte de Arroyave.

<SEMANA: Usted iba con Miguel Arroyave el día de la emboscada. ¿Cómo fue?

Andrés Camilo: No fue una emboscada. Yo conducía la camioneta y Miguel me hablaba desde el puesto de atrás cuando nos encontramos en medio de un piquete de hombres de la autodefensa, quienes hicieron bajar a los demás acompañantes y a sangre fría asesinaron a Miguel, dentro del carro. Luego me obligaron a bajar y me sometieron.

SEMANA: ¿Por qué no le pasó nada a usted? ¿Por qué lo dejaron vivo?

A.C.: Supongo que consideraron que les sería útil vivo para justificar ante la tropa, la opinión y el gobierno el asesinato de Miguel ya que como vocero soy la persona con mayor credibilidad y reconocimiento.

SEMANA: Pero a usted lo señalaron de haber participado en la planeación y ejecución de la muerte de Arroyave...

A.C.: Para mí, desde la dirección política, es totalmente imposible convencer a algunos comandantes de crear una disidencia porque yo no tengo el poder, ni económico ni militar, para convencerlos de una traición. Por eso están equivocadas las lecturas que me asocian con el hecho.

SEMANA: ¿Por qué mataron a Miguel Arroyave?

A.C.: La muerte de Miguel fue causada por la insensatez de algunos comandantes que no pudieron asimilar lo que realmente significaba asumir unos compromisos políticos de desmovilización y de paz con el país y, alimentados por algún interés económico, consideraron que lo que se venía era el final de los grupos de autodefensa, y determinaron asesinarlo para, equivocadamente, tomar el poder y el control de la zona. La mayor motivación de esa disidencia fue que, motivados por algunos intereses económicos regionales, específicamente gente del narcotráfico, querían quedarse con el control militar y económico de la región. A Miguel lo mató el narcotráfico y sus intereses económicos en la zona.

SEMANA: ¿Cómo llegaron a confirmar que Jorge Pirata y 'Cuchillo' hacían parte de la disidencia que mató a Arroyave?

A.C.: Lamentablemente yo fui testigo excepcional de los hechos.

SEMANA: ¿El bloque se dividió entre los 'disidentes' y los 'leales'? ¿En estos momentos cómo está dividido el bloque?

A.C.:Está dividido en tres grupos: el de la disidencia, que son unos cuatro comandantes con 800 hombres; el de quienes tenemos pleno conocimiento de los sucesos y somos leales al pensamiento de las autodefensas, que somos unos seis a ocho comandantes con 3.000 hombres. Hay otros, unos tres o cuatro comandantes, con quienes mantenemos comunicación continua, que están por definirse. No les podemos plantear una desmovilización porque tienen a la disidencia que asesinó a su comandante muy cerca. Entendemos su situación, pero les hemos dejado claro que vamos a seguir adelante con la desmovilización. En la medida en que este proceso sea creíble, ellos también se aglutinarían alrededor de la propuesta.

SEMANA:¿Cuál fue la reacción del Estado Mayor en Santa Fe de Ralito ante la muerte de Miguel Arroyave?

A.C.: Necesariamente hubo una rápida y permanente comunicación con el Estado Mayor de la Mesa Nacional de Negociación. Y lo que concluimos es que debíamos actuar con sensatez y cautela, sin dejarse llevar por el dolor de la traición, para evitar lo que hubiera podido convertirse en una guerra entre nosotros. En medio de una negociación de este tipo haríamos muy mal en generar otro foco de conflicto, y creo que lo que hicimos fue bastante acertado.

SEMANA: ¿En algún momento se consideró tomar alguna acción militar contra la disidencia?

A.C.:La reacción natural de defensa lo hace pensar a uno en ese tipo de acciones. Sin embargo tuvimos el tiempo para pensar con la suficiente sensatez como para concluir que de hacerlo estaríamos incurriendo en un error histórico que traería graves consecuencias para todos.

SEMANA: Existía un acuerdo público, antes de la muerte de Miguel Arroyave, según el cual el Bloque Centauros era el primero en desmovilizarse, ¿en qué va ese proceso?

A.C.: Nosotros, en cabeza de Miguel Arroyave, habíamos asumido de la manera más responsable ese proceso. Queremos seguir de la misma forma porque, según creemos, las condiciones están dadas y sólo falta concretarlo con el gobierno y seguir adelante.

SEMANA: ¿En qué está el proceso?

A.C.: En este momento estamos dispuestos a hacer la desmovilización de la manera más rápida posible. Los primeros frentes en desmovilizarse serían la totalidad del Frente Capital y el Frente Pedro González del Casanare, que fue una exigencia del gobierno.

SEMANA: ¿Cuándo sería esto?

A.C.: Una vez se concreten con el gobierno algunos términos de logística y operatividad. Calculamos que eso sería en las próximas tres semanas.

SEMANA: Hay denuncias acerca de que ustedes están reclutando gente en Bogotá para hacerlos pasar como combatientes del Frente Capital.

A.C.: Eso no es así. En este proceso llevamos mucho tiempo y ya hemos hecho un desmonte que deja como resultado muchos menos hombres de los que se contaban el año pasado. Como encontramos que había condiciones suficientes de seguridad en Bogotá, concluimos que no se requería nuestra presencia. Como no habíamos formalizado el proceso de desmovilización, lo que hicimos fue enviar gente de Bogotá para otras regiones. Sería absurdo reclutar gente inexperta para un frente tan importante.

SEMANA: ¿Ahora es usted el jefe del bloque?

A.C.: La jefatura de este bloque es colectiva y las decisiones se toman en conjunto. Yo soy el vocero y, en esas responsabilidades y como representación del grupo, reemplazo a Miguel Arroyave.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.