Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2013 12:00:00 AM

“A la fuerza no habrá zonas de reserva campesina”

Durísima advertencia del presidente Juan Manuel Santos a quienes obstaculizan las vías en el Catatumbo.

En los últimos días, por los canales de televisión se ha emitido un comercial en donde se informa que protestar es lícito, que manifestarse el legal, pero que obstaculizar vías y carreteras o usar la violencia para expresarse es sencillamente un delito. La cuña es de la Presidencia de la República. A tono con este mensaje, Juan Manuel Santos se mostró este martes categórico: “A la fuerza no habrá zonas de reserva campesina”.

“Lo que nunca, nunca, voy a permitir es que me impongan las zonas de reserva campesina a la fuerza, por ningún motivo y se lo dijimos claramente -dijo-. Yo hago una nueva exhortación a que levanten el paro porque no hay ningún motivo para continuarlo”, recalcó.

Indicó que si bien es un reclamo válido por parte de los campesinos, el gobierno nacional ha venido realizando esfuerzos para solucionar las dificultades, entre las que se destaca la firma del Contrato Plan por 1,8 billones de pesos para el desarrollo de esa región.

El mensaje del jefe del Estado está dirigido a los líderes de la protesta social en el Catatumbo que insisten en mantener las vías cerradas en su exigencia de crear en la región una zona de reserva campesina y detener la erradicación de los cultivos ilícitos. Santos ha dicho que los temas se pueden discutir, pero que lo primero que deben hacer los dirigentes del movimiento es levantar las barricadas porque la población esta sitiada.

Los líderes de la protesta, por su parte, insisten en que no habrá paso hasta que se decrete la zona de reserva campesina porque, en su opinión, son desconfiados de que el Estado les cumpla. Santos les dice que crean en su palabra, que se las ha hecho saber a través de diez comisiones que han ido al lugar, la última de ellas encabezada por el vicepresidente de la República Angelino Garzón. “Hemos sido muy tolerantes, hemos sido generosos, les hemos extendido la mano en todas las formas”, explicó.

De esta manera, la situación entra en una sinsalida. Hasta ahora Santos se había mostrado más flexible, pero este martes lució especialmente severo: No habrá zona de reservas y no va a permitir que a través de las vías de hecho se impongan. Por eso, exhortó a los manifestantes del Catatumbo a que levanten los bloqueos de las vías porque están generando una crisis humanitaria en la zona. Así mismo, Santos afirmó que los paros anunciados por los sectores minero y cafetero son injustificados.

“En el fondo nuevamente los ilegales están usando de escudo a los legales, en este caso a los mineros artesanales, en este caso a los pequeños mineros”, argumentó.

El mandatario, que pronunció un discurso en los actos de celebración del bicentenario del departamento de Cundinamarca, pidió a los campesinos del Catatumbo que levanten las protestas iniciadas hace 36 días “porque no hay ningún motivo” para esas manifestaciones.

Las protestas campesinas en la zona del Catatumbo cumplen 36 días sin que se vislumbre un acuerdo con el Gobierno, que este martes admitió estar en un “callejón sin salida” en el manejo de este asunto, mientras los mineros preparan un paro indefinido a partir de mañana.

En esos términos se expresó el ministro del Interior, Fernando Carrillo, quien reconoció hoy a la prensa que el Gobierno no ha tenido avances en sus diálogos con los campesinos y dio por agotados los mecanismos de interlocución, situación que calificó como “frustrante”.

Carrillo argumentó que hasta ahora han intervenido sin éxito en las conversaciones varios ministros, liderados primero por el ministro consejero del Gobierno para el Diálogo Social, Luis Eduardo Garzón, y después por el vicepresidente, Angelino Garzón.

La jornada de negociación del lunes, de la que se esperaba que los campesinos accedieran a levantar el bloqueo de las vías del municipio petrolero de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, culminó sin acuerdos y con la retirada de la mesa de Garzón.

“Hasta aquí llega el vicepresidente”, dijo Garzón, quien ante la intransigencia de los campesinos con los bloqueos, condición que impone el Gobierno para el diálogo, propuso someter la continuidad de las protestas a la voluntad de los habitantes del Catatumbo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.