Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/03/28 14:46

Condenan al abogado Víctor Pacheco por escándalo de Fidupetrol

Un juez de Bogotá lo condenó a dos años y cuatro meses de prisión por el delito de tráfico de influencias de particulares y le revocó el beneficio de detención domiciliaria.

Condenan al abogado Víctor Pacheco por escándalo de Fidupetrol Foto: Guillermo Torres

El abogado Víctor Pacheco, reconocido  jurista que se paseaba a sus anchas por las altas cortes y se codeaba con algunos magistrados, terminó involucrado en el más grande escándalo de corrupción de la Corte Constitucional y recibió este lunes un duro golpe por parte de la justicia.

Fue condenado por el juez 12 penal de Bogotá a dos años y cuatro meses de prisión por el delito de tráfico de influencias. Pacheco fue el mismo que hizo gestiones ante la Corte Constitucional para que los magistrados, en especial Jorge Pretelt, movieran los hilos en la corporación y beneficiaran a la firma Fidupetrol, que tenía un pleito con la Gobernación de Casanare.

Pacheco llegó a un preacuerdo con la Fiscalía y logró ser condenado por un solo delito. También se comprometió a servir como testigo en los procesos contra otros involucrados en este escándalo como el exsocio principal de Fidupetrol Hélber Otero y el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil.

En su decisión el juzgado también le revocó el beneficio de la detención domiciliaria, y decidió que Pacheco deberá enfrentar su pena en prisión.

Con esta decisión no acaban los problemas para Víctor Pacheco. El ente acusador logró otras evidencias que relacionan a Pacheco con un presunto enriquecimiento ilícito de 150 millones de pesos. Pacheco había recibido 100 millones de pesos por sus servicios profesionales en favor de la tutela de Fidupetrol. Pero una adición de 50 millones de pesos se convirtió en su pesadilla, pues la Fiscalía encontró que ese dinero era para hacer la gestión non sanctas en la Corte Constitucional.

Por eso la Fiscalía lo señaló de los delitos de enriquecimiento ilícito, por el que lo queda un proceso pendiente. Durante las audiencias de imputación de cargos la Fiscalía advirtió: "No es lo mismo una tutela con ‘padrino’, cuyo interesado hace agasajos a los magistrados, a una que no tiene esas ventajas para que sea seleccionada. Eso afecta el principio de imparcialidad. Las razones que determinaron la selección de la tutela fueron las que se pusieron por debajo de la mesa".

Eso fue lo que se hizo. Y por eso los involucrados –Pacheco, Pretelt, Otero y el exmagistrado Rodrigo Escobar– terminaron en el ojo del huracán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.