Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2011 12:00:00 AM

"Abro las puertas para una alianza con David Luna"

Carlos Fernando Galán, candidato a la Alcaldía de Bogotá, habla de las encuestas, de la necesidad de renovación en la política capitalina, de la coalición de Peñalosa y La U y de su visión de ciudad.

MARÍA JIMENA DUZÁN: ¿Es cierto que Enrique Peñalosa, Gustavo Petro, David Luna y usted enviaron esta semana una carta a 'El Tiempo' en la que protestaban por la publicación de una encuesta que apareció sin mencionar quién la había pagado?

CARLOS FERNANDO GALÁN: Sí, es cierto. En la carta decimos que independientemente de quien sea el que encarga y financia una encuesta, según la Ley 130 del 94, debe publicarse la ficha técnica completa incluyendo quién la pagó, quién la encomendó, así como la metodología completa. Como eso no se hizo en la encuesta publicada por El Tiempo, nosotros le enviamos una carta pidiendo que se publicara la ficha técnica y las preguntas. El jueves vi que finalmente publicaron la ficha técnica, pero faltaron las preguntas.

M.J.D.: Según la Sillavacía, Ernesto Cortés, editor de 'El Tiempo', dice que la encuesta se publicó incompleta porque provenía de un encuestador serio como Napoleón Franco…

C.F.G.: Es cierto que Napoleón Franco es serio. Ninguno de los firmantes de esa carta cuestionamos la encuesta como tal. Lo que estamos diciendo es que cuando se publica una encuesta hay que aclarar quién la pagó. No más. Nuestra protesta se enmarca en el derecho que tenemos como candidatos a tener las mismas garantías electorales.

M.J.D.: Por la ficha técnica que se publicó supimos que quien pagó la encuesta fue Gina Parody.

C.F.G.: Sí, pero eso ha debido decirse desde el momento en que se publicó la encuesta. Mire, después de todo lo que pasó en Bogotá, la gente no quiere estos episodios: lo que quiere es que las cosas se hagan de frente y de manera transparente.

M.J.D.: ¿Usted siente que las garantías electorales en esta campaña podrían estar vulneradas con episodios como el que ocurrió esta semana?

C.F.G.: Mire, yo me he sentido muy bien tratado por todos los medios. Pero sí espero que este episodio no se repita porque eso va en contravía de las garantías electorales de los demás candidatos. Así lo sentimos todos los que firmamos esa carta; el doctor Peñalosa, el doctor Petro, David Luna y yo.

M.J.D.: Hablando de encuestas, hubo otra, hecha por la firma de César Caballero, cuya muestra suscitó controversias. En esa encuesta su candidatura repuntaba…

C.F.G.: Primero, esa encuesta no la contraté yo, la contrató un grupo de empresarios, según dijo el doctor Caballero. Y además, salió la metodología explicada en detalle en la revista SEMANA. Mire, María Jimena, si yo llego a hacer una encuesta, la entregaré con la ficha técnica completa y diciendo que yo la mandé. Y a los medios les exigimos solo que cumplan la ley. Y la ley los obliga a decir quién la financió, quién la pagó, cómo se estructuró la muestra y cómo se recogió la información. Punto.

M.J.D.: Da la impresión de que hay más encuestas que campaña…

C.F.G.: Eso es cierto. Las encuestas son una fotografía de un momento dado y son importantes, pero eso de que haya una cada tres días es una exageración. Yo quisiera que los electores tuvieran tiempo de oír las propuestas de los candidatos para que se hagan ellos sus opiniones sin necesidad de que sea una encuesta la que les diga cuál es el candidato que va ganando o cuál es el que va perdiendo.

M.J.D.: ¿Qué opina de la idea de que David Luna, Parody y usted terminen haciendo una alianza generacional? ¿Le suena?

C.F.G.: Yo he dicho que no cierro la puerta a alianzas. Pero que esas alianzas deben tener una coherencia política y de visión de ciudad. Estamos en una coyuntura en la que el Partido Liberal y Cambio Radical se han acercado a nivel nacional. ¿Por qué no abrir la puerta para que pase lo mismo en Bogotá?

M.J.D.: ¿O sea que usted estaría de acuerdo con la posibilidad de hacer una alianza con David Luna, el candidato del Partido Liberal?

C.F.G.:
Sí. Con David tenemos muchas coincidencias en la visión de ciudad que tenemos. Estamos de acuerdo con el metro por la Caracas, con la idea de contemplar un tranvía por la carrera séptima -y no un TransMilenio como el que quieren Peñalosa y Gina-; estamos de acuerdo con que se elimine la doble jornada escolar. En el caso de Gina, ella ha dicho que no quiere tener nada que ver con los partidos. Pero yo sí creo que Bogotá necesita de partidos organizados, responsables de lo que hacen sus líderes y coherentes ideológicamente. Lo que pasa es que en Bogotá no ha habido partidos ni organizados ni modernos, sino partidos que han buscado espacios burocráticos en la administración. Eso fue lo que llevó a la debacle a Bogotá.

M.J.D.: Usted fue el primero en denunciar el cartel de la contratación en la capital. Ahora Petro, que defendió a los Moreno cuando usted hizo esas denuncias, se ha pasado a su bando… ¿Cómo la ve?

C.F.G.:
Yo denuncié la existencia de un cartel de la contratación en Bogotá hace más de tres años. Lo que hizo Petro fue tomar mis denuncias y sobre esas hacer otras nuevas. En el informe que ellos hicieron sobre la contratación en Bogotá con el senador Avellaneda y el exconcejal Carlos Vicente de Roux recogieron las denuncias que yo había hecho en torno a la concentración de la contratación en el IDU en pocas firmas vinculadas directa o indirectamente a Julio Gómez y Emilio Tapias. Los dos ahora han sido mencionados por Inocencio Meléndez. Pero también denuncié que había una alianza muy extraña entre el Partido de la U y el Polo Democrático que respondía a un tema de burocracia y de oxígeno, porque no podía ser de otra cosa: ¿a quién se le ocurre que el partido del presidente Uribe se podía aliar con el Polo Democrático en Bogotá? ¡Eso no tiene sentido!

M.J.D.: Ellos decían que esa alianza fue hecha por el bien de la ciudad…

C.F.G.: Eso dijeron. Pero yo creo que si es por el bien de la ciudad, los partidos deberían actuar de manera coherente por una vez en su vida. Y por lógica, si un partido como La U es opositor ideológico del Polo a nivel nacional, tiene que serlo también a nivel distrital.

M.J.D.: Pero esa falta de coherencia también lo toca a usted. Su partido, Cambio Radical, fue primero uribista y si bien se distanció en la pasada campaña, hoy forma parte de la Unidad Nacional al lado de La U.

C.F.G.: Es cierto que estamos en la Unidad Nacional. Pero yo veo esa unidad con un tinte liberal. Y veo al presidente Santos muy liberal. Ese ambiente es el que está propiciando una unión entre el Partido Liberal y Cambio Radical. Eso hay que profundizarlo en Bogotá. Además, La U no tiene candidato a la Alcaldía de Bogotá.

M.J.D.: ¿Cómo así?... Pero si tiene a Peñalosa…

C.F.G.: Sí. Pero es un candidato prestado. Y no sé qué tanto se refleje en la intención de voto el apoyo de esos sectores de La U. Yo he percibido un rechazo hacia Peñalosa en algunos sectores de La U.

M.J.D.: Pero si Peñalosa ha declarado su uribismo por todos los vientos… ¿Qué más quieren?

C.F.G.: Es que hablando de coherencia, a muchos de los de La U les queda difícil entender cómo es que el Partido Verde, que viene de una campaña presidencial y que fue la expresión que enfrentó al uribismo, ahora resulta que es el aliado de ellos en Bogotá. Eso no lo entiende la gente.

M.J.D.: Me sorprende que diga eso. Los políticos piensan que eso de ser 'voltearepas' no se lo cobra el electorado. ¿Será que estamos cambiando?

C.F.G.: Por el contrario. La gente es la que es sabia. Y en Bogotá el electorado es muy complejo. Además, yo creo que la gente está cansada de ver siempre a los mismos nombres aspirando a la Alcaldía. Si usted se fija, desde el año 94, estamos con los nombres de Mockus y Peñalosa. Yo creo que la gente en Bogotá quiere renovación.

M.J.D.: ¿Y la renovación de la que usted habla corre por cuenta del hijo de Luis Carlos Galán? Ojo que con esa tesis, el que más sale perdiendo es usted. También se puede decir que en la política tradicional los delfines siguen apoderados de la política…

C.F.G.: Pues sí: soy hijo de Luis Carlos Galán, pero recordemos que él nunca llegó al gobierno. Aclaro: nunca lo dejaron llegar al gobierno. Yo heredé un buen nombre y un cariño, pero tengo que ganarme la elección yo mismo. He demostrado en el Concejo y en mi labor como periodista lo que puedo hacer. Denuncié el cartel de la contratación, denuncié la debacle de la fase tres de TransMilenio desde hace casi tres años. Les he presentado a los bogotanos una visión de ciudad que nos permite no solamente enfrentar la coyuntura dramática que vive Bogotá, sino vislumbrar a la ciudad del futuro. Creo que Bogotá debe dejar de apagar incendios todos los días, para concentrarse no solo en la tapada de los huecos, sino en evitar que las vías se dañen. Bogotá tiene que ser capaz de planear las cosas a largo plazo para que los problemas graves como la movilidad, el crecimiento y la seguridad puedan atacarse de manera estructural. Si no lo hacemos así, estaremos condenados a apagar incendios para siempre.

M.J.D.: Si usted resulta electo alcalde de Bogotá, le va a tocar hacer una alianza para poder gobernar. ¿No va a terminar haciendo las mismas mangualas que usted denunció?

C.F.G.: Si yo llego a ganar la Alcaldía, haría una alianza basada en un acuerdo en torno a la visión de ciudad y no en torno a un arreglo burocrático. Si uno abre la puerta a lo que hizo Samuel y transa con los concejales para obtener apoyo en el Concejo, abre un boquete inmenso a la corrupción, a la politiquería, imposible de cerrar. Por eso, desde el principio uno tiene que mandar el mensaje. Si uno no da esas peleas, el gobierno terminará entregando las decisiones de Bogotá a esas transacciones políticas.

M.J.D.: De usted dicen que es un candidato bueno, pero que le falta 'pelo pa' moño'.

C.F.G.: Pues yo creo que eso lo deben decidir los bogotanos, no los medios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.