Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/16/2011 12:00:00 AM

Absolución del general Ramírez es un golpe a las víctimas del Palacio: familiares

Jorge Molano, abogado de víctimas del Palacio de Justicia, anuncia que apelarán la decisión. Entre tanto, Cecilia Cabrera, esposa de uno de los desaparecidos, dice que la noticia les cayó por sorpresa y les generó una gran preocupación.

“Fue el peor ‘regalo’ que pudimos recibir en Navidad”, dice Cecilia Cabrera, esposa de Enrique Rodríguez (desaparecido), quien era el administrador de la cafetería del Palacio de Justicia, ante la decisión del juez 51 penal del circuito de Bogotá que absolvió al general (r) Iván Ramírez, así como al coronel (r) Fernando Blanco Gómez y al sargento (r) Gustavo Arévalo Moreno.
 
“Es preocupante, sobre todo en un momento como este en el que se está discutiendo la reforma a la justicia y se está hablando del tema del fuero militar”, dice Cecilia, quien advierte que la decisión conocida este viernes deja una gran duda.
 
“Quedó ratificado que sí hubo personas desaparecidas, pero no se reconoce la responsabilidad del general Ramírez, ni de los otros dos militares, entonces, ¿quién es el responsable, quién los desapareció?”, se pregunta, y anuncia que si es necesario llevarán el caso a instancias internacionales.
 
Jorge Molano, abogado representante de las víctimas del Palacio de Justicia (6 y 7 de noviembre de 1985), ve con sorpresa la decisión, pero también, y sobre todo, con preocupación.
 
“Respetamos la decisión de la justicia, pero no compartimos que se considere que existen dudas en lo que tiene que ver con la participación de Ramírez y sus hombres en los crímenes que se conocen. Él sabía desde antes de la toma que iba a suceder, en la unidad que él dirigía fueron llevados los estudiantes que fueron objeto de torturas.
 
Adicionalmente un suboficial del Ejército confesó cómo Irma Franco fue sacada del Palacio, torturada y desaparecida”, señala el abogado, quien además recuerda que el mismo coronel (r) Alfonso Plazas Vega ha dicho que por la desaparición de Irma Franco debe dar razón Ramírez. 
 
Material probatorio
 
Para abrir el proceso contra Ramírez, la Fiscalía tuvo en cuenta la acusación de un exoficial que declaró entre 1991 y 1994, que afirmó que por orden del general Irma Franco había sido torturada dentro de un carro que estaba parqueado al frente de la Casa del Florero durante la toma.
 
También se contó con el testimonio de un exinformante del Ejército, Ricardo Gámez, quien aparece registrado en un video del 9 de diciembre del 2006, en el que relata cómo varios civiles fueron torturados y cuestionados por miembros del Ejército luego de que salieron con vida del palacio.
 
En ese entonces Iván Ramírez era coronel y comandante del Comando Operativo de Inteligencia y Contrainteligencia (Coici), unidad militar que dependía del Comando del Ejército. Según las investigaciones adelantadas, todos los libros de documentación del Coici entre los años 1985 y 1986 desaparecieron.
 
Para Molano, el papel de la Procuraduría, que ha sido determinante en este caso, “ha sido variable y ha dependido de quién es el Procurador General. Con Edgardo Maya Villazón permaneció un procurador delegado que siempre consideró que sí hubo desaparecidos (...) con Ordóñez ha cambiado, se ha llegado hasta a hablar que ni siquiera hubo desaparecidos y que todos los militares involucrados en el caso son inocentes”, dice Molano, quien advierte que, para él, “el Ministerio Público se ha encargado de defender y proteger la institución”.
 
Reacciones: habrá apelación
 
La noticia conocida este viernes no solo generó reacción entre las víctimas y los abogados, también entre los defensores de los militares. Demil, en cabeza del abogado Jean Carlos Mejía, señaló a través de un comunicado de prensa que la decisión de la justicia en el caso de Ramírez y los otros dos uniformados es una victoria histórica para las Fuerzas Militares.
 
En el comunicado Demil señala que la absolución se logró luego de más de tres años de litigio ejercido por dos abogados de dicha ONG.
 
"Es de anotar, que en los alegatos presentados por los defensores hace varios meses se realizó un juicioso estudio de las pruebas que sustentaban la materialidad y responsabilidad del delito de desaparición forzada, así como de los testimonios arrimados, con los cuales la Fiscalía General de la Nación había convocado a juicio a un Mayor General, un Mayor y un Sargento Mayor, la defensa en el debate procesal puso de presente las inconsistencias en este proceso".
 
Sin embargo, la historia en este caso aún no termina. No solo el abogado de las víctimas apelará, también lo hará la Fiscalía ante el Tribunal Superior de Bogotá por el caso de Irma Franco, al considerar que sí existe suficiente material probatorio que vincula a los militares con la desaparición de la guerrillera del M-19.
 
“Al no tener carácter definitivo es objeto de revocatoria, vamos a analizar la sentencia para efectos de interponer un recurso”, dijo Molano, abogado de las víctimas.

No hay duda de existencia de desaparecidos

Sin embargo, la sentencia que absolvió el general (r) Iván Ramírez y otros dos militares dice que hay dudas sobre el nivel de participación de los militares retirados.

Pese a la existencia de suficiente material probatorio que señala la responsabilidad penal de Iván Ramírez, Gustavo Arévalo y Fernando Blanco por las desaparición forzada de once personas en los hechos de la retoma del Palacio de Justicia, la Juez Cristina Trejos Salazar del Juzgado 51 Penal del Circuito de Bogotá, dicto sentencia absolutoria.

Destaca la Juez en el fallo, que no existe duda en la existencia de las personas desaparecidas, sino en el nivel de participación de los militares retirados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.