Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/5/2013 12:00:00 AM

Teodolindo ya no quiere saber de la política

El exrepresentante a la Cámara recibió con beneplácito el fallo que lo absolvió de dos delitos.

Para él es un ciclo cerrado. El excongresista Teodolindo Avendaño ahora se dedica a su familia y a labores administrativas en la Universidad del Valle y asegura que no quiere saber nada más de la política. Esa misma que lo llevó ser protagonista de la ‘Yidispolítica’ al recibir dádivas para permitir, en últimas, la aprobación en el Congreso del proyecto que abrió la puerta a la reelección de Álvaro Uribe.

“Ahora tengo la frente muy en alto porque demostré que no soy la persona que quisieron catalogar”, dijo Avendaño al acudir a los juzgados de Paloquemao en Bogotá este jueves, para escuchar la lectura del fallo que lo declaró inocente de los delitos de falsedad en documento público y fraude procesal.

Sin embargo, el 3 de julio del 2009 la Corte Suprema de Justicia emitió una condena en su contra de ocho años de cárcel por haber incurrido en los delitos de cohecho propio y de enriquecimiento ilícito al recibir dádivas burocráticas a cambio de favorecer la reelección presidencial.

Este martes a, a la salida de la audiencia, Teodolindo lanzó críticas: “Los medios de comunicación fueron injustos conmigo me persiguieron de una forma infame y hoy muestro la cabeza aún más en alto, porque no soy la persona que se me ha querido catalogar. Estoy muy contento”.

Pese a todo, dijo no arrepentirse de nada. “Como todas las cosas, son etapas de la vida, que tiene sus altibajos, y en un país donde hay tanta envidia y tanto apasionamiento, nadie está a salvo de una cosas de estas, pero afortunadamente estoy tranquilo”, manifestó.

Avendaño fue absuelto por duda probatoria. Para la juez no hubo evidencia de que invirtiera 20 millones de pesos que recibió de su compañera de penurias, la excongresista Yidis Medina, en su campaña política y que estos no hayan sido reportados al Consejo Nacional Electoral, más si se tiene en cuenta que dos de las consignaciones hechas a Teodolindo fueron tras el cierre de su campaña.

“La norma electoral no obliga a reportar a quienes hacen una campaña política todos y cada uno de los ingresos que perciban en la campaña electoral, ya que es lógico que también perciban recursos que no se invierten en la campaña, por lo que no están obligados a reportarlos”, aseguró.

En su determinación, la juez dijo que no hay la certeza de que Avendaño indujera en error al partido Conservador al cual pertenecía para la época de las elecciones del 2006, ni al Consejo y tampoco a la Registraduría.

Lo que sí quedó claro es que los recursos que Yidis entregó su colega no fueron un simple préstamo: “Todos los dineros entregados por la señora Medina al señor Avendaño fueron producto de la venta ilícita de la Notaría 67 del Circuito de Bogotá, mas no fueron prestamos, tal como lo había afirmado Teodolindo”, indicó la juez.

El fallo no fue apelado por ninguno, por lo que quedó en firme. Mientras tanto, el sonriente excongresista se prepara para continuar su vida con la tranquilidad recobrada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.