Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2016 9:00:00 PM

Peñalosa vs. sindicatos del Acueducto: ¿se viene una nueva puja?

El alcalde de Bogotá manifestó que reducirá gastos en la Empresa de Acueducto e incluso podría haber recorte de personal. Las organizaciones sindicales reaccionan.

Desde el pasado primero de enero, Enrique Peñalosa llegó mostrando cuál será su estilo de gobernar a Bogotá. No sólo ha sido enfático en exponer su posición en el tema del transporte en la capital, como su preferencia por un metro elevado o incluso pensar en peajes dentro de la ciudad, sino que también ha expuesto su interés en reducir los gastos de algunas entidades públicas.

En su discurso de posesión, el mandatario aseguró que “venimos de más de una década de despreocupación por los gastos de las entidades. En todas partes el número de empleados y contratistas se ha multiplicado desenfrenadamente sin preocupación por la eficiencia”.

Pero hasta allí no llegó su posición frente al tema en ese discurso. Peñalosa se fue lanza en ristre, entre otras, contra la Empresa de Acueducto de Bogotá, que, según él, actualmente tiene cuatro veces más empleados que hace 15 años y con “el factor prestacional más alto” que cualquier otra del país.

“La ineficiencia y los altos costos de la empresa (EAB) los pagan los ciudadanos en altas tarifas y en el fracaso de esta en adelantar la descontaminación de los ríos y quebradas de la ciudad”, recalcó.

Su declaración no cayó muy bien, sobre todo entre los dos grandes sindicatos que tienen la empresa, Sintraemsdes y Sintraserpucol.

Y no es para menos. Durante 80 años, Sintraemsdes ha sido la voz de los trabajadores y ha sido considerada, incluso, una de las organizaciones sindicales más fuertes del país. Tiene tan fuerza dentro de la organización, que sus peticiones casi siempre son concedidas. Y eso que, para muchos, son consideradas exageradas.

En el pliego del 2015, por ejemplo, pidieron, de forma escandalosa, que la empresa vinculara a la planta fija y a término indefinido a 1.300 trabajadores que se encontraban con contratos temporales y que, además, se reajustaran todos los salarios. Entre otras peticiones como tener 40.000 millones para escenarios deportivos y 322 millones de pesos para festejos.
 
Y aunque la lista es larga, parece que para este año Sintraemsdes no va poder plantear las mismas exigencias, pues la administración de Bogotá no piensa ceder.
 
Cartas en el asunto

 
El pasado 7 de enero, los secretarios de Hacienda y Planeación, Beatriz Elena Arbeláez y Andrés Ortiz Gómez, respectivamente, emitieron la circular 001 a los representantes legales de los órganos y entidades que conforman el presupuesto del Distrito y anunciaron la suspensión presupuestal del gasto fiscal para el 2016.
 
“Con el propósito de optimizar los recursos públicos (…) se ha fijado una meta global de ahorro y reducción del gasto del 20 % del presupuesto total aprobado para el 2016”, dice la circular.
 
El documento dejó perplejos a los trabajadores. Tanto así que este miércoles 13 de enero, la junta de Sintraemsdes se reunió para decidir qué acciones tomar.
 
El encuentro duró varias horas. Allí analizaron lo que podría venir para la EAB y cómo procedería el sindicato ante los nuevos escenarios. Semana.com intentó comunicarse con Martín Rainero, el presidente de la agremiación, pero no quiso dar declaraciones.
 
A la expectativa
 

La otra poderosa organización sindical que se mueve en la EAB es Sintraserpucol. Se creó en el 2014 después de que, por cuestiones internas, Nelson Castro se vio forzado a retirarse de la presidencia de Sintraemsdes. En corto tiempo creó su propio sindicato donde logró agrupar gran parte del personal que trabajaba bajo la figura de planta transitoria, es decir, los que estaban en contratos de tercerización y fueron incluidos en nómina durante la administración Petro.
 
Ahora, esta agremiación es dirigida por Juan Jairo Villamizar Mendoza, que habló con Semana.com sobre los posibles cambios que llegarán para la empresa con la nueva administración.
 
Villamizar manifestó que le causó sorpresa lo dicho por Peñalosa, pues las metas y los “resultados de eficiencia planteados en la misión” de la empresa se han cumplido. “La EAB, en parte, ha solucionado la problemática del agua en Bogotá y municipios vecinos como Soacha. En Latinoamérica, Bogotá tiene los mejores reservorios de agua”, dijo.
 
Su posición dista mucho de lo que ha dicho Peñalosa. Pero advierte que está dispuesto a esperar hasta el lunes 18 de enero, cuando se reúna con la Administración, para saber con exactitud qué quieren y cómo mejorarán los procesos.
 
“Si quieren mejorar la eficiencia y evitar gastos innecesarios quitando asesores y cargos burocráticos, bienvenido sea. Pero si quieren tercerizar, es la visión equivocada y no estamos de acuerdo”, manifestó.

Se trata de una nueva lucha entre posturas políticas. La herencia que dejó Petro fue la de eliminar los contratos tercerizados y poner sobre los hombros de la EAB el servicio de aseo de la ciudad y con ello la carga presupuestal. Para Peñalosa esto es demasiado oneroso y seguramente deshará lo hecho por su antecesor. El tiempo dirá cuál será el mejor camino para una de las empresas con mayor carga prestacional del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.