Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/27/2017 1:10:00 PM

Acuerdo de Lyons con la justicia tambalea por posible caso de testaferrato

La Fiscalía encontró dos predios que habrían sido comprados con la plata de la corrupción en Córdoba. Como no fueron declarados por el exgobernador, se plantea la revaluación del acuerdo que tiene con la justicia.

Hasta hoy parecía claro cuál sería el futuro del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, a quien se le acusa de haberse quedado con al menos 8.000 millones de pesos de las regalías de ese departamento, en medio de un entramado de corrupción que le habría pasado una cuenta de cobro al Estado superior a los 80.000 millones de pesos. 

En octubre, Lyons llegó a un pacto con la Fiscalía en el que se comprometía a entregar los bienes que obtuvo con ese dinero mal habido; a devolver mínimo 4.000 millones de pesos; a aportar sus pruebas para develar la red que se quedó con la plata de Córdoba y, además, a seguir aportando su testimonio en las investigaciones por el cartel de la toga, un escándalo que estalló por las grabaciones de conversaciones  suyas con el abogado Leonardo Pinilla, que el mismo Lyons preparó con la DEA.

A cambio de su colaboración, y de aceptar su responsabilidad por el delito de concierto para delinquir, el exmandatario costeño solo tendría que pagar cinco años de prisión. Pero ese acuerdo, hoy, entra en revisión. La razón: la Fiscalía encontró dos predios en Córdoba al parecer adquiridos con la plata del desfalco y que no habrían sido declarados por el exgobernador. 

Puede leer: Alejandro Lyons: imputado por el saqueo de los recursos a Córdoba

Se trata de los terrenos La nobleza y Guamal, ubicados en Sahagún y Pueblo Nuevo. Según el fiscal general Néstor Humberto Martínez, las propiedades estarían a nombre de la compañía GSI Proyectos SAS, cuyo representante legal es Jairo Aldana Bula. El mismo jefe del ente investigador señaló que Aldana Bula, en diligencias judiciales, aseguró que el verdadero dueño de esas tierras es Alejandro Lyons de la Espriella, el padre del exgobernador. 

La tesis que examina la Fiscalía es que esos terrenos fueron adquiridos con dinero de la corrupción en Córdoba, y que el padre del exgobernador estaría actuando como testaferro. Por eso, el ente comenzará el proceso de extinción de dominio de esas tierras, que suman 102 hectáreas, y que según los avalúos de la Fiscalía podrían estar valoradas en más de mil millones de pesos. 

La Nobleza y Guamal se agregarían así a los 6 predios de Lyons que ya están en ese proceso, y que representan más de 637 hectáreas. Ahora el problema para Lyons radica en que ninguna de esas propiedades fue declarada en la lista de bienes con la que el exgobernador se sentó a negociar con la Fiscalía. Según el inventario, esas propiedades, derivadas de sus acciones corruptas, rondaban los 4.000 millones de pesos. 

"Se está compulsando copias de la información obtenida con destino al fiscal que promovió el principio de oportunidad,  que es el competente en el caso del señor Lyons, para establecer si hay que revalorar el principio de manera inmediata", aseguró Martínez Neira. Frente a la pregunta de que el acuerdo podría echarse para atrás, aseguró que es una alternativa, si resulta que Lyons decidió ocultar esos bienes a la hora de establecer el acuerdo de colaboración con la justicia. 

Ahora los problemas no solo tocan al exgobernador, el fiscal aseguró que se están preparando para adelantar las imputaciones derivadas de estos operativos. En consecuencia, el padre de Alejandro Lyons podría ser señalado de testaferrato. Además, la Fiscalía tiene información de más predios del entorno familiar del exgobernados y seguirá adelantando operativos. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?