Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/2016 11:10:00 PM

El testigo que enreda a Armando Benedetti

Estas son las acusaciones por las cuales el senador deberá responder ante la Corte Suprema. Fueron rendidas por el "cerebro" de un millonario desfalco en Córdoba.

La declaración de un testigo en Córdoba terminó por sacudir el panorama político nacional. En momentos en que los congresistas de la Unidad Nacional están concentrados en lo que será la refrendación de un acuerdo de paz con las FARC, el copresidente del partido de La U, Armando Benedetti, termina vinculado a un proceso penal.  

La historia comenzó en 2010, cuando estalló un escándalo por una red de abogados, jueces, profesores y funcionarios, que a través del cobro irregular de mesadas pensionales en Córdoba, lograron desfalcar a la Nación en más de 150.000 millones de pesos. Los coletazos de las decenas de capturas, sanciones y condenas ahora tocan a Benedetti. 

Puede leer: “Loca, payasa”: Benedetti pierde los estribos con Claudia López

El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, acaba de avalar el principio de oportunidad a favor del abogado Álvaro Burgos del Toro, recluido en la cárcel de Montería, quien dio un testimonio que salpica a Benedetti y a altos funcionarios y exfuncionarios. En las próximas horas haría lo mismo con el caso de otro abogado que ofrece su colaboración con la justicia. 

Entre tanto, el Fiscal Quinto delegado ante tribunal, Alfredo Parada, compulsó a la Corte Suprema de Justicia las declaraciones de Burgos del Toro y además el testimonio que ya había rendido el abogado Jaime Agámez, fallecido a mediados de este año de un infarto, mientras estaba en casa por cárcel.

Pero, ¿qué dijo el testigo sobre Benedetti? En enero del 2016, Burgos del Toro aseguró que el senador le habría pedido un 20 % por los cobros irregulares de pensiones conocidos como 50-20, un derecho que tienen los profesores de 50 años de edad y con 20 de servicio, que se hicieron a través de este “carrusel” de desfalco.  

Le puede interesar: Polémica por propuesta que pide repetir el plebiscito

“El primer proceso de ajustes pensionales (…) se presentó en mi oficina el doctor Oswaldo González Negrete, a preguntarme que si yo había presentado el proceso de docentes pidiendo ajustes pensionales, le dije que sí, me dijo que él tenía la persona para que ese proceso me lo cancelaran”.  Así comienza la declaración de Burgos a la Fiscalía, en la que describe que junto con González viajaron a Bogotá en el 2010 para reunirse con Benedetti en el Congreso de la República. 

“El asistente del Senador Armando Benedetti, de apellido Chica, nos hizo pasar. Esperamos alrededor de 45 minutos, se saludó con el doctor Oswaldo González y me lo presentó (…). Me preguntó que si estaba dispuesto a darle el 20 % de eso, yo le dije, cómo así doctor, los honorarios se los va a ganar usted? Me contestó que con el proceso anterior le dieron eso. Le dije que como esa plata era de los docentes me iba a reunir con ellos”, relata.

El abogado asegura que los docentes aceptaron por lo que regresó a Bogotá a reunirse en el despacho de Benedetti a las 9:00 pm.  “Benedetti hizo una llamada y como a la hora de esa llamada apareció el señor Jorge Peralta Nieves (exvicepresidente del Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio). Benedetti le dijo a Jorge Peralta, ‘el doctor lleva unos procesos similares a los de la amiga aquella, págueselos‘. Peralta le recalcó que no había plata, Benedetti le dijo ‘busca plata donde sea, págale y encárguese de lo demás‘”, dijo.

Le pude interesar: Benedetti y una semana de pasión

El señor Peralta –dice el testigo- le dijo que la orden de Benedetti era que le pagaran 2.000 millones de pesos: “le dije eso es mucha plata, me dijo que eso fue lo que se cuadró”. 

Cuando pagaron el segundo proceso, Burgos asegura que se comunicó con Peralta para hacerle entrega de unos recursos: “Me contestó ‘espérame en la calle 73 con 7ª, en un café‘, le entregué 750 millones de pesos. Él me había dicho que esos recursos los necesitaba en efectivo".

“Seguí presentando otros procesos ejecutivos y laborales y me siguieron mandando mensajes groseros porque no le había terminado de cumplir, fue así como en el mismo sitio y lugar le hice entrega nuevamente al Dr. Peralta de 450 millones. De ahí en adelante no les di ni cinco centavos más porque los docentes comenzaron a incomodarse”. 

Según Burgos, Peralta le otorga poder a César Castillo Caballero, también vinculado a la investigación.  “Me dice que él sabe cómo es el cuento allá arriba, que se queda quieto si le doy 500 millones de pesos, yo le dije que eso era mucha plata”. 

“Empezamos a hablar y terminamos pactando 250 millones. El señor César Castillo Caballero es el único abogado de la Previsora con el que yo me senté a conversar y después de haber cuadrado con él las cosas, en una ida mía al municipio de Sampués iba en mi vehículo con mi conductor por el municipio de Tuchín, cuando se me atraviesa un carro blanco y se bajan el doctor Castillo Caballero con dos sujetos armados. Me dice: ‘tú crees que soy marica, te pagaron el proceso y no me has dado lo pactado‘”, dice. 

“Probablemente abran la investigación, pero estoy más que tranquilo”. Así reaccionó el senador Benedetti cuando conoció la compulsa de copias a la Corte Suprema. El copresidente del partido de La U aseguró que nada tiene que ver en el desfalco de las pensiones de maestros en Córdoba que fue orquestado por una empresa criminal. “Luego, en esa empresa criminal no necesitaban a ningún senador y mucho menos a mí”. 

El congresista dice que la vinculación de su nombre en este caso solo fue para que “se volviera taquillero” el principio de oportunidad de Álvaro Burgos del Toro e indicó que hay intereses políticos detrás de esta investigación. “Es obvio. Vienen del Centro Democrático, del mismo Germán Vargas Lleras, enemigos políticos que uno tiene pero que no saben jugar limpio, sino que tratan de ensuciarme como el país ha visto que están haciendo”.

 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.